Se amplían las suspensiones en fábricas

Algunas licencian personal y otras adelantan vacaciones o recortan turnos; el Gobierno toma más medidas contra lo importado.

15deOctubrede2008a las07:31

En los últimos dos meses, pero sobre todo a partir del mayor derrumbe bursátil de la historia mundial, la semana pasada, empresas de los sectores forestal, textil, del calzado, automotor y de motos adoptaron medidas para esperar y ver cómo termina el caos financiero, la misma actitud que tomaron los consumidores de sus productos. Varias fábricas suspendieron personal, algunas adelantaron vacaciones y otras recortaron turnos de trabajo, según comentaron ayer empresarios en la reunión de junta directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Esa situación compleja está lejos de ser generalizada, aclaró el presidente de la UIA, Juan Carlos Lascurain. Sin embargo, la entidad está reclamando una devaluación del peso (ver aparte) y el gobierno de Cristina Kirchner está adoptando más medidas contra las importaciones.

En el sector maderero de Misiones, grandes empresas como Queiroz suspendieron personal al reducir de tres a dos los turnos diarios de producción en el último mes y medio, según explicó el presidente de la Unión Industrial de esa provincia, Juan José Coll. Atribuyó los problemas a la caída de las exportaciones a Estados Unidos desde fines del año pasado, por la crisis hipotecaria de ese país, y al bajo crecimiento del sector inmobiliario local, lo que ha generado suspensiones entre los obreros de la construcción, según también confirmaron fuentes gubernamentales y sindicales.

En la industria del calzado también aparecen dificultades. Uno de sus representantes, Guillermo Gotelli, manifestó que entre 10 y 12 talleres que trabajan para marcas grandes y de segunda línea (con alrededor de 50 a 70 empleados cada uno) suspendieron personal o recortaron turnos. ?Esto empezó hace 45 o 60 días. Empezó con la suba de precios relativos. A eso se sumó la crisis del campo y ahora la de Estados Unidos, que compra un 10% menos a China, que a su vez viene vendiéndonos más a nosotros y a Brasil?, describió Gotelli.

El presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Guillermo Moretti, también expuso el complicado panorama de su provincia y puso como ejemplo su empresa, del sector plástico, que debió eliminar un turno. Asimismo, la fabricación de maquinaria agrícola ha profundizado su declive, generado por el conflicto con el campo.

En las provincias de Chaco y Corrientes, algunas fábricas textiles están adelantando vacaciones como primera medida para no producir de más, o incluso están suspendiendo personal, según el presidente de la Unión Industrial chaqueña, Ricardo Khayat. Las empresas tanineras del sector forestoindustrial también suspendieron personal. ?Las suspensiones se tomaron la semana pasada por el cambio de expectativas en el mundo?, explicó Khayat.

En el sector de motos y motopartes, fábricas de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos también anticipan vacaciones porque súbitamente se cayeron las ventas la semana pasada. ?Se frenó la venta por el golpe económico mundial ?comentó el presidente de la Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines, Pedro Waisman?. La gente de clase media está preocupada, nadie sabe de qué se trata y entonces no se quiere endeudar para comprar una moto.?

En las últimas semanas se conocieron noticias de suspensiones en el sector automotor. Primero, fue General Motors en Santa Fe y, después, Iveco en Córdoba. Otras terminales están adelantando vacaciones o armando bancos de horas, que consiste en suspender personal ahora para devolverle más adelante las jornadas perdidas.

Más medidas
El Gobierno quiere contraatacar y no sólo con frenos a la importación en la Aduana. El secretario de Industria, Fernando Fraguío, enumeró a LA NACION las medidas:

  • Las licencias autom

Temas en esta nota

    Cargando...