Montoya quiere recaudar antes de fin de año $ 1700 millones extras

Habrá cientos de fiscalizaciones simultáneas; 2000 agentes intimarán a 1,3 millones de contribuyentes.

17deOctubrede2008a las07:42

Ya no se trata de un operativo más. Al menos, desde su denominación ?"Súperplan de control impositivo"? es evidente que se pretende transmitir la idea de que en esta oportunidad se buscará que de una vez por todas los incumplidores regularicen su situación y que los evasores paguen.

Al menos eso es lo que busca Santiago Montoya, jefe de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), que al lanzar ayer el plan en esta ciudad sostuvo que la diferencia con otros operativos es que se llevarán a cabo cientos de fiscalizaciones simultáneas, con el claro objetivo de repuntar la recaudación impositiva, para recolectar más de $ 1700 millones extras antes de que finalice este año. "Vamos a perseguir a los peces gordos", anticipó el funcionario, que explicó que por eso mismo se apuntará a aquellos evasores de alto poder adquisitivo, como entidades financieras, productores agropecuarios, empresas y profesionales.

Agregó que "hacer justicia social es cobrarles primero a los que más tienen", por lo que "en la búsqueda de la progresividad fiscal, somos más exigentes con quienes tienen más capacidad de pago, pero no dejamos de ser persuasivos con quienes no la tienen". Y remató: "Es fundamental recordar que cuando hay algunos que no pagan, hay otros que deben pagar el doble".

Durante el lanzamiento del "Súperplan", que se realizó en Plaza Moreno, Montoya afrontó una protesta de un grupo de trabajadores de ARBA, que le reclamaron el pago de un dinero adeudado.

Detalles

Se explicó que para cumplir con el objetivo trazado habrá un plantel de 2000 inspectores, integrado también por la línea gerencial de la agencia, que recorrerá la provincia durante tres meses y se encargará de intimar al universo de 1.300.000 contribuyentes morosos. El equipo de agentes ?consolidado con la reciente incorporación de 500 inspectores? profundizará las acciones de fiscalización mediante los operativos denominados "puerta a puerta", "punto fijo", control de inscripción en Ingresos Brutos, control de facturación y verificación de pagos de Ingresos Brutos, Automotor e Inmobiliario.

Asimismo se inspeccionará la documentación de mercadería en tránsito, habrá clausuras a incumplidores infraccionados y se solicitarán allanamientos a empresas sospechadas de prácticas evasivas y/o defraudación fiscal. Además, se prevé la sustanciación de medidas cautelares a deudores de impuestos provinciales en instancia judicial que se encuentren con sentencia firme y sean titulares de tarjetas de crédito emitidas en el exterior, de modo de garantizar el cobro de la pretensión fiscal.

Se contempla agilizar la culminación de inspecciones a firmas de mayor recaudación potencial, por lo que se incrementarán esfuerzos para establecer la deuda de quienes se encuentren en discusión administrativa.

En tanto, los productores agropecuarios reticentes al pago del impuesto sobre los ingresos brutos serán intimados por última vez antes de que se les inicien acciones judiciales. Se trata de contribuyentes que desarrollan actividades agrícolas y no presentaron sus declaraciones juradas, o bien se han advertido diferencias entre lo declarado y la producción determinada, lo cual es detectado a través del uso de tecnología satelital, que posibilita conocer las cosechas y calcular la producción obtenida.

Otra de las acciones anunciadas consiste en trabar medidas cautelares (por ejemplo, embargos o inhibición general de bienes) a los siguientes grupos de contribuyentes: deudores de Ingresos Brutos en oportunidad de notificarles la disposición de inicio del procedimiento determinativo y sancionatorio; empresas que dilatan la discusión administrativa mediante recursos ante el Tribunal Fiscal.

También se

Temas en esta nota

    Cargando...