La crisis mundial se extiende a las carnes

La crisis financiera internacional no afectó solamente el mercado de granos; también impactó fuertemente en los precios internacionales de la carne. Ignacio Iriarte, director de Informe Ganadero, observa un desplome de precios y volúmenes importados por Europa y Rusia.

Por
18deOctubrede2008a las08:36

"La devaluación de las monedas de ambos países ha sido muy grande y la crisis los encuentra con mucha carne en cámaras o arribando a los puertos, con una correlativa caída de la actividad de los restaurantes y del turismo, lo que provocó una interrupción brusca de pedidos", asegura.

"En agosto y septiembre la demanda rusa y europea había caído 70-80% con respecto al bimestre anterior, pero en octubre las compras se redujeron casi a cero", agrega. Este comportamiento provocó una reducción de la faena de un 15-20% en las industrias exportadoras argentinas, que reorientan parte de sus compras a un novillo entrepesado en vez del clásico pesado para poder canalizar parte de los cortes al consumo interno.


* * *

"Los importadores rusos, sin crédito, intentan renegociar el precio de la carne que está arribando a ese país, y no se espera una recuperación del mercado antes del congelamiento de los puertos, que paraliza la actividad importadora en diciembre-enero. Es altamente probable que Rusia no vuelva a comprar volúmenes de importancia hasta bien entrado el año próximo", adelanta el analista. La situación argentina se complica por la gran devaluación brasileña, que refuerza su competitividad, lo que obliga a los exportadores sudamericanos a un verdadero remate a la baja para poder vender", distingue.

Si los frigoríficos exportadores argentinos embarcan muy poca carne y a precios por lo menos 25% por ciento más bajos que hace dos meses, desaparece la fuente de financiamiento que les permitía vender a precios económicos en el mercado interno los 13 cortes populares. Como consecuencia del atranque de las exportaciones, en muchas carnicerías aparecen medias reses sin rump and loin a valores 10% más bajos que los que vale una media res de consumo definido. En los supermercados también se ofrecen cortes sobrantes de exportación a precios de remate, por su gran tamaño y los colores oscuros de la carne.

Todo este efecto plancha los ingresos de los productores, que necesitan vender más novillos para atender sus gastos de vida, para hacer frente a los aumentados gastos de implantación de los granos gruesos y para compensar los magros ingresos de la cosecha fina, lo que consolida la liquidación en curso.

 

Temas en esta nota

    Cargando...