El girasol ante la crisis de la economía mundial

Pese a que el precio en Rotterdam es 30% superior al promedio 1997-2006, previo a la “burbuja“, la cosecha récord en el Hemisferio Norte y la crisis financiera no permiten una predicción serena de valores para marzo de 2009. El Gobierno nacional mantiene las mismas retenciones de cuando el aceite valía 50% más y aún no habían crecido los costos del productor.

20deOctubrede2008a las07:15

Entre fines de junio y mediados de septiembre, se corrigió el exceso de “burbuja especulativa” que caracterizó a todos los mercados de commodities. Desde el 15 de septiembre, la caída de bancos en los países desarrollados y las dificultades para resolver los problemas derivados de las hipotecas, así como los surgidos de las caídas de los bancos de inversión, se acentuaron pese a intervenciones fiscales masivas y coordinadas. El petróleo ya alcanzó los U$S74 (el WTI), e incluso los U$S70,3 (el Brent), en el Mar del Norte, prácticamente la mitad de lo que valía en el pico de precios. La revaluación del dólar con respecto al euro, derivada de la fuga de activos hacia los Bonos del Tesoro norteamericano, indujo una cotización 18,5% más alta, o sea en torno a Ä 1= U$S 1,35. El oro sigue siendo, con aproximadamente U$S 850 la onza, el otro refugio excluyente.

Es evidente que la crisis bancaria aún no ha sido corregida y la volatilidad de los mercados dificulta la formulación de pronósticos. No obstante ello, y pese a que las “burbujas” de precios han sido virtualmente eliminadas, resta aún capitalizar bancos y empresas líderes de manera genuina, ya que la mera intervención oficial, con compra de activos de bajo valor y/o acciones, puede ser sólo una salida transitoria y nunca una capitalización real. Ésta requerirá, de manera indispensable, de una recuperación del valor de los activos bancarios y un aumento en la tasa de ahorro, que sólo será posible subiendo los rendimientos financieros. Por eso son unánimes los pronósticos de recesión. La discusión es la profundidad y la duración. El debate difícilmente sea salvado antes del resultado electoral en los Estados Unidos.

LOS VALORES DEL GIRASOL. Producto de la excelente cosecha de girasol en el Hemisferio Norte, que ingresa en estos meses, el aceite de girasol sufre, en Rotterdam, un descuento del 6,5%, con respecto al de soja y del 10,5% en relación al de canola. La cosecha 2008/09 de nuestros tres competidores (Unión Europea, Federación Rusa y Ucrania) creció 25,8% en relación al año anterior, lo que representa una mayor disponibilidad de semilla (3,8 millones de toneladas). La producción mundial de aceite crecería a 11,45 millones de toneladas, lo que constituye un récord histórico, es decir 15,36% más que la campaña pasada (fuertemente afectada por cuestiones climáticas, en el Hemisferio Norte) y 8,2% más que en 2006/07.

Pese al aumento en la oferta, continuará la estrechez de stocks a nivel mundial. Las existencias actuales y las esperadas para fines de la campaña 2008/09 alcanzan para apenas 16 días de consumo. Hace dos años, eran suficientes para 32 días.

MERCADO LOCAL. La Secretaría de Agricultura de la Nación modificó el valor FOB índice, para las escasísimas operaciones con semilla de girasol, a U$S/tn 470. El valor FOB para el aceite es de U$S/tn 825, e implica una caída de 35% con respecto al año anterior.

Aquí se observa lo relevante que es la base de comparación. En octubre de 2007, la estrechez de stocks en el Hemisferio Norte había alcanzado niveles críticos y estaba por ingresar una magra cosecha, por eso el raid del precio en Rotterdam de U$S/tn 1.358 (hace un año) hasta U$S/tn 2.045, en el pasado mes de junio. Se registró una suba interanual del 123%, que fue seguida por una caída a los U$S/tn 930 de hoy, un 31,5% menos que en octubre de 2007. Este porcentaje es similar a la variación de nuestro FOB.

La situación es disímil si se compara al girasol con algunos

Temas en esta nota

    Cargando...