La Comisión de Enlace repudió modificaciones en cartas de porte

Las entidades agropecuarias rechazaron el proyecto del Gobierno para emitir cartas de porte sin participación gremial ni de acopiadores y critican el incremento del 400 % en los aranceles.

22deOctubrede2008a las07:21

La Comisión de Enlace agropecuario rechazó ayer el incremento del 400 por ciento en el arancel que se aplicará sobre cada carta de porte —el documento para el transporte y comercio de granos— y rechazó que se quite el manejo a la Federación Agraria Argentina y a la Federación de Acopiadores.

Así lo hizo conocer en un comunicado que suscriben las cuatro entidades FAA, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Sociedad Rural Argentina (SRA) y Coninagro.

El servicio de emisión de las cartas de porte se realiza en conjunto con la Federación de Acopiadores, y sustenta parte de la estructura económica de FAA.
En este sentido, la Mesa de Enlace rechazó además del incremento anunciado del 400 por ciento en el arancel que se aplica sobre cada carta de porte.

Ante una consulta a Ricardo Echegaray, presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), efectuada por la Federación de Acopiadores, el funcionario admitió que el servicio estará a cargo del Estado.

Las entidades rechazan que la Oncca suprima “el servicio que prestan la Federación Agraria Argentina y la Federación de Centros de Acopiadores”.
“Estas medidas generarán un grave perjuicio por la eliminación de las actuales bocas de expendio y por un aumento que quintuplicará el valor del arancel”, explica el comunicado de la Comisión.

SIN MOTIVOS. Para los ruralistas “no existen motivos de índole técnica o administrativa que justifiquen la modificación o erradicación de este servicio”.
Al contrario, “tergiversar el mismo implicaría un gravísimo perjuicio a los productores y un deficiente control por parte del Estado”, afirman.

“Por lo tanto, no queda más que suponer que, de consumarse esta iniciativa por parte de la conducción de la Oncca, la misma responde pura y exclusivamente a razones de carácter político, persecutorio y con el objeto de perjudicar a quienes sostenemos críticas a la política agropecuaria del Gobierno”, sostiene.

Las cartas de porte son imprescindibles para trasladar el grano y deben estar disponibles en el momento adecuado, advierten.
Los dirigentes sostienen que “tanto la FAA como la Federación de Centros de Acopiadores vienen prestando un servicio óptimo”.
“Los usuarios cuentan con puntos de venta en todo el país que atienden a toda hora y todos los días, como corresponde a un servicio que debe contemplar los tiempos que imponen las cosechas y la extensión de la geografía productiva”, señalaron.

La FAA y los Acopiadores llevan adelante un “moderno sistema” de control “en línea” con el Estado, que “por medio de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), monitorea en tiempo real el movimiento de la producción”.

La carta de porte es un formulario oficial de uso obligatorio por parte de los productores que certifica cada movimiento de granos que se realiza.

A través de ella la Oncca controla la producción y su destino en tanto que la AFIP realiza el control fiscal al autorizar previamente cada formulario que se emite.
La emisión de este instrumento fue delegada por el Ministerio de Economía de la Nación en la FAA y la Federación de Centros de Acopiadores.

La Mesa entrerriana se reúne hoy

La Mesa de Enlace de la provincia solicitó una audiencia al gobernador Sergio Urribarri para dialogar sobre los temas que quedaron pendientes de solución ante la situación crítica del sector productivo: “Queremos saber los avances que estamos teniendo ante la crisis climatológica y económica que estamos atravesando”, manifestó a APF el presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), Gonzalo Álvarez Mal

Temas en esta nota

    Cargando...