Crece la idea de que el Gobierno va hacia una estatización total de la economía

Las AFJP anticiparon que preparan una catarata de juicios contra el Gobierno y darán pelea en el Congreso. Los bancos soportaron una salida muy fuerte de depósitos. Se teme una mayor intervención en el sistema financiero y el regreso del plan Moreno. La Bolsa de Comercio operarará hoy normalmente. También el mercado cambiario, aunque se duda cuánto más seguirá vendiendo el Central para mantener el dólar.

22deOctubrede2008a las07:44

La decisión del Gobierno de apoderarse del sistema de jubilaciones privadas desató un temor generalizado en el mundo financiero sobre lo que pueda venir en adelante. Ayer fue un día de pánico en la city porteña. Crece la percepción de que el matrimonio Kirchner avanza hacia una estatización total de la economía. Por lo pronto, al transferirse el stock de inversiones de las AFJP, el Gobierno será accionista de una importante cantidad de empresas.

Los bancos y las aseguradoras no ocultan su temor. Saben que siguen en la lista. Hubo reuniones extraordinarias en las asociaciones de bancos y también se trató el tema entre las aseguradoras. Todo en una jornada en lo que se acentuó la fuga de capitales. Si hasta se rumoreó la posibilidad de decretar un feriado cambiario y bancario.

Reflejo de esta fuga de depósitos, la Bolsa se desplomó 11% y los bonos hasta 15%. El Banco Central debió sacrificar casi u$s 400 millones para contener las compras de dólares y los retiros de depósitos del sistema financiero que orillaron los $ 600 millones en un solo día.

El temerario amague del Gobierno para fulminar las AFJP podría salir caro. También volvieron las versiones del plan que presentó meses atrás el secretario Guillermo Moreno para el sistema financiero: 100% de encaje, tasa regulada y crédito direccionado. Todo un clima de mayor desconfianza en el país, y en un mundo ya de por sí bastante complicado.

La contraofensiva

El lunes por la noche hubo durísimas palabras de los popes financieros del país en una reunión de urgencia que se realizó en la Unión de AFJP. “Yo me voy. Cerramos la AFJP y el banco va para el mismo lado. Con esta gente no se sabe dónde está el límite”, lanzó uno de los hombres de peso del sector. En la reunión de ayer de los bancos el clima no fue menos tenso.

Las AFJP anticiparon que preparan una catarata de juicios contra el Gobierno y darán pelea en el Congreso. Buscarán persuadir a los legisladores sobre la ilegalidad de la movida oficial. En el interín, un juez federal prohibió a las Administradoras realizar ventas de su carteras, a la vez que ayer explotaban de llamadas los call center de las principales AFJP con preguntas de afiliados buscando evacuar dudas y temores.

“Está claro que en momentos en que la inversión es una de las mayores necesidades la medida que se ha anticipado a través de la prensa genera un contexto que desalienta precisamente la inversión en la Argentina”, advirtió Sebastián Palla, titular de la Unión de AFJP.

La mayor institucionalidad que pregonaba Cristina en su discurso de campaña quedó en el olvido. Ya arrasó con el Indec y ahora le toca a las AFJP. Con los mercados cerrados para realizar el canje de deuda y con ingresos fiscales en baja por el desplome de la soja, el Gobierno manoteó el dinero de las Administradoras.

Pero si en los próximos días se acentúan las compras de dólares los Kirchner se verán en una encrucijada: dejar subir la divisa estadounidense (lo que podría alentar aun más la fuga de capitales y el temor del público) o profundizar el control de cambios para evitar una sangría de reservas. Tampoco se descarta que el Central finalmente resuelva una baja de la posición de divisas de los bancos, para asegurarse una venta de dólares en las próximas semanas.

Más allá de la gravedad institucional que supone esta estatización jubilatoria y querer cambiar a lo Hugo Chávez

Temas en esta nota

    Cargando...