La parálisis se siente en los puertos de la Argentina

El freno al comercio de granos se siente con fuerza en los puertos argentinos, en una mezcla del contagio de lo que sucede a nivel mundial y de la decisión, tomada hace más de 5 meses, de los productores de no vender más oleaginosas o cereales a bajos precios y sólo desprenderse de lo necesario para hacer frente a obligaciones inmediatas.

Por
23deOctubrede2008a las07:15

En la parálisis comercial que vive el sector agropecuario local desde hace un tiempo pesan la fuerte retracción de los precios de los commodities, la desaceleración de la demanda externa, el nivel de retenciones locales y las trabas para vender al mundo trigo y maíz.

En la zona portuaria de Rosario, desde Timbúes a San Nicolás, ayer ingresaron 2.510 camiones con granos para la exportación.

Si bien la cifra está 3% por encima del ingreso registrado el martes, es 45% inferior a la cantidad de camiones que habían ingresado a esa zona portuaria el mismo día del año pasado.

Como consecuencia del paro agropecuario entre marzo y julio y el cese de comercialización que por seis días realizaron a principio de mes los productores rurales, el ingreso de camiones a los puertos rosarinos se ubica 14% por debajo de los arribos acumulados entre enero y octubre de 2007.

Temas en esta nota

    Cargando...