Caída de demanda y temor de recesión hacen prever baja de 50% en costo de los fletes

Las primeras señales de desaceleración de la economía global comenzaron a aparecer con la caída del petróleo, que ayer cerró por debajo de u$s 70 el barril, y que a la vez se constituye en uno de los factores fundamentales en la abrupta baja que registraron los costos de transportar granos a través de los océanos.

Por
23deOctubrede2008a las07:17

En ese marco, analistas privados consideran que la reducción en el costo de enviar una tonelada de soja a China puede llegar a 50% durante este mes, en comparación con octubre del año pasado.

Las causas se relacionan directamente con la disminución de las cotizaciones de crudo, el temor a que la recesión global desactive casi por completo la demanda de materias primas y al derrumbe de los precios de los commodities agrícolas, que en menos de cuatro meses perdieron casi la mitad de su valor.

Un reciente informe de la Bolsa de Comercio de Rosario ya había adelantado la tendencia bajista de los fletes internacionales. Entre las razones consignó la crisis financiera con epicentro en Estados Unidos. También, aunque en menor medida, a la estacionalidad, porque en el último trimestre de cada año suele haber menor problemas de encontrar lugar en las bodegas de los grandes barcos. El trabajo señaló que no debe descartarse que la baja de precios de los fletes responda a mayor cantidad de buques en actividad.

Más allá de esas consideraciones, la merma de los valores de los fletes oceánicos es, este año, excepcional y abrupta, coinciden varios operadores granarios locales.

En esa línea, se inscriben los indicadores globales más importantes del costo del transporte marítimo de mercancías.

El índice Báltico (BDI), que mide los costos de transporte marítimo de granos secos a granel, cerró ayer en 1.221 puntos, casi nueve veces menos que el récord alcanzado en mayo, cuando llegó a 11.400 puntos. El valor alcanzado ayer por el BDI es el más bajo en seis años y se acerca al piso que tocó hace una década en el marco de la crisis financiera asiática.

Ese indicador, que opera en Londres, incluye los costos de los buques de granos tipo Supramax, Capesize y Panamax, con capacidad de entre 40.000 y 60.000 toneladas de granos secos, que son los que llegan a la Argentina.

El costo promedio de flete de esos buques –para las principales rutas oceánicas– cerró ayer en u$s 8.010 diarios, 91% por debajo del valor que tenían hace un año: u$s 91.235 diarios. El promedio de costo diario para los buques Panamax había alcanzado su máximo nivel en mayo, al cotizar en u$s 113.000 por día.

“Esto es algo que nunca ocurrió. En la historia del negocio marítimo, no existe una baja tan abrupta y tan rápida”, manifestó José Frogone, de la corredora de granos Cortina Beruatto.

Para el resto de los buques la caída en el valor por día de flete también fue importante: los Supramax pasaron de costar u$s 71.857 diarios en promedio hace un año a u$s 10.192 por día al cierre de ayer.

Temas en esta nota

    Cargando...