La soja ya vale menos que hace un año

Ayer cayó 5% en Chicago . También bajaron otros granos como trigo y maíz.

Por
23deOctubrede2008a las07:19

La soja bajó ayer un 5% en el mercado de Chicago y quedó en el nivel más bajo en un año. Lo mismo sucedió con el maíz y el trigo. Los tres, junto con el girasol, pesan fuerte en la canasta exportadora argentina, aportando el 50% de las divisas. Entre 23 y 25 mil millones de dólares, aunque con los precios anteriores se esperaba -a mediados de año- una "cosecha" de más de 30.000.

Durante las tres jornadas anteriores, los granos y sus derivados habían tenido un repunte, tras la debacle sufrida desde mediados de julio. Después de tocar los niveles más altos de la historia, con la soja rozando los 600 dólares la tonelada, el maíz los 300 y el trigo más de 400, los commodities fueron alcanzados por la crisis financiera y bajaron en promedio un 45% en tres meses. La recuperación iniciada el viernes pasado pareció indicar que se había tocado fondo, lo que alimentó las esperanzas de los chacareros y del socio mayor, el Gobierno, que captura entre el 27 y el 35% del valor de las exportaciones a través de las retenciones.

Pero la ilusión se frustró pronto. Los analistas atribuyen la nueva caída a las condiciones generales del mercado financiero, donde influyó ayer la noción de que el mundo avanza hacia una recesión. Así, habría un impacto sobre la demanda de alimentos, por la consecuente caída del consumo. Un síntoma que acompaña es la caída del precio del petróleo, cada vez más emparentado con la cotización de los granos desde que irrumpió la era de los biocombustibles.

Sin embargo, hay quienes opinan que la recesión está todavía lejos de manifestarse. Creen que los "fundamentals" (los elementos técnicos que hacen al negocio, más allá de los avatares financieros, como los stocks mundiales de granos, la perspectiva climática y los rindes esperados de las cosechas) siguen siendo favorables. El alto consumo de los últimos años dejó las existencias en límites extremadamente bajos, y eso explica que los precios, aún después del derrumbe, estén por encima del promedio 2001/2007.

Los ojos están puestos en China, la gran aspiradora mundial de soja, con importaciones por 35 millones de toneladas; un tercio lo provee la Argentina (5.000 millones de dólares en el 2008). Por esto, China es el principal socio comercial de la Argentina; desplazó a Brasil y los Estados Unidos.

Algunos opinan que China está lejos de una recesión, y que a lo sumo bajará la tasa de crecimiento desde los altísimos niveles de los últimos años. Pero ayer la soja tocó límite de baja en el mercado de Dalian, principal puerto de importación de la oleaginosa, encendiendo la luz amarilla.

Todo esto sucede cuando en la Argentina se está iniciando la siembra de soja. Es la última esperanza de los productores para salvar un año dramático, con una caída del 40% de la cosecha de trigo, una reducción del 15% del área maicera, y una grave situación para la ganadería y el tambo.

Por Héctor A. Huergo.

Temas en esta nota

    Cargando...