Con una módica venta del Central, el dólar ni se inmutó

Estiman que vendió cerca de u$s 100 millones, aunque desde el Central dijeron que el saldo fue neutro. JP Morgan revisó su pronóstico: ahora lo ve en $ 3,80 antes de fin de año. Estudian medidas.

23deOctubrede2008a las07:36

El dólar se movió en un canal paralelo. Mientras los mercados de acciones y de bonos ensayaban precios de espanto –medida en dólares, la Bolsa cerró en el mismo nivel del 2001, previa devaluación y boom de la soja–, el billete se mantuvo estable a $ 3,21 para la compra y $ 3,24 para la venta en casas de cambio, y en el circuito mayorista apenas subió un centavo a $ 3,22. Todo con una módica intervención del Banco Central (BCRA) que, según las estimaciones de los operadores, fue del orden de los u$s 100 millones (el día anterior había volcado u$s 400 millones), aunque desde la autoridad monetaria dijeron que entre compras y ventas el saldo fue neutro.

Desde la entidad que preside Martín Redrado justificaron la caída de u$s 75 millones en el nivel de reservas internacionales, que ayer se ubicaron en u$s 46.740 millones, en la variación negativa registrada por las principales monedas en las que están invertidas. El oro cayó 6%, el euro y la libra descendieron casi 2% y 3%, respectivamente, explicaron en un comunicado. La estabilidad de la divisa norteamericana en las pizarras, sin embargo, no reflejó el humor de la city y, en particular, de los operadores de bancos y casas de cambio. El escepticismo que generó la decisión del Gobierno de estatizar a las AFJP también se coló en cierto sentido en el mercado cambiario, y la mayoría de las entidades se mantenía en alerta, ante la posibilidad de que parte del dinero de quienes salieron a liquidar sus bonos u acciones se vuelque en estos días a la divisa.

“Por suerte, por ahora, la gente se muestra bastante tranquila. Creo que el hecho de que las pizarras al público no muestren grandes variaciones ayuda a que no llegue tanto al inversor minorista la sensación de temor que, en cambio, sí se vive entre los institucionales”, apuntó un operador de una entidad de capital nacional. En los bancos confiaron, asimismo, que si bien están notando algunos retiros de depósitos de individuos (no tanto de grandes inversores), la salida dista de ser alarmante, y que de hecho está por debajo de la registrada en otros momentos del año. De ahí que las tasas de interés apenas reaccionaron ayer al alza. El call, como se conoce la tasa que se paga por los préstamos interbancarios a un día de plazo, se operó en 11%, al tiempo que la Badlar, la que pagan los bancos por los plazos fijos a 30 días de más de $ 1 millón, cerró cerca del 17,5% anual.

Ayer, llamó la atención un informe que circuló en varias entidades realizado por el banco de inversión norteamericano JP Morgan, que adelantó su target de un tipo de cambio de $3,80 para antes de fin de año. Apenas el viernes pasado, el mismo banco había deslizado que la divisa podía ubicarse recién en el 2009 en esos valores. Según apuntaron en la city, en el informe, además, se deslizaría que las reservas “líquidas” del BCRA serían en la actualidad del orden de los u$s 32.000 millones.

En el Central, no obstante, seguirían firmes con la estrategia de no dejar correr el tipo de cambio, como sí está sucediendo en Brasil o en México. Para lo cual la entidad estaría dispuesta a seguir vendiendo reservas. Además, indicaron fuentes de la autoridad monetaria, no descartan tomar más medidas para el mercado cambiario en los próximos días como podría ser reducir las posiciones en moneda extranjera que pueden mantener los bancos, como las que pueden adquirir los individuos en el circuito minorista.

En el mercado de futuros, donde también tiene una importante participación el BCRA, ayer los contratos de compraventa de dólares para fin de diciembre de pautaban a $ 3,32, lo que arroja una tasa de interés implícita de casi 17%, mientras que

Temas en esta nota

    Cargando...