La solución de Carbap es la desregulación del mercado

Exige reabrir exportación y liberar precio leche en mercado interno.

Por
23deOctubrede2008a las13:28

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) consideró que, en el actual contexto económico, "se deben liberar los precios de los lácteos en el mercado interno y derogar todas las regulaciones (normas) que limitan las exportaciones".

Según la entidad, las "trabas" a la exportación y las "intervenciones" en el mercado interno tienen consecuencias concretas: "cierres de pymes o reducción de su elaboración derivando leche en condiciones inciertas; elevados stocks; atrasos y diferimientos en los pagos; un mercado interno sobreofertado con aumento de bonificaciones y segundas marcas; y productores y pymes industriales descapitalizadas".

Los ruralistas señalan que la política de desacople de precios del gobierno “impulsada y pergeñada por Guillermo Moreno, a través de la cual se fijaba un precio máximo del precio de la leche que llegó a significar diferencias de más del 40% entre el precio interno y el externo, significó una enorme transferencia de recursos en perjuicio de los productores hacia otros sectores de la cadena lechera que sí tenían posibilidad de cobrar precios internacionales”.

La entidad presidida por Pedro Apaolaza rechazó, además, el acuerdo lácteo firmado el lunes último entre el Gobierno nacional con algunos segmentos de la producción y las grandes empresas lácteas.

"Este tipo de acuerdos, que se realizan de espaldas a la gran mayoría del sector y que insisten en impulsar metodologías cortoplacistas que ya vienen demostrando ser ineficaces, agrega más incertidumbre a un sector al cual le es imposible planificar y sostener su producción en base a acuerdos forzados de 90 días", sostiene Carbap.

El acuerdo lácteo vigente hasta diciembre estableció que los tamberos recibirán un mínimo de un peso por litro de leche fluida, y fijó en 3.116 dólares el valor de corte para el cálculo de los derechos de exportación por tonelada de leche en polvo exportable. Esos fondos serán utilizados para compensar a las usinas con 15 centavos por cada litro de leche utilizado en la elaboración de los productos denominados masivos.

"Durante el último acuerdo la mayoría de las industrias lácteas pagó al productor precios por debajo del precio fijado", denunció Carbap en relación a la acusación de que las "metodologías cortoplacistas vienen demostrando ser ineficaces". Las industrias del sector, sobre todo las pymes, coincidieron en esta apreciación.

El rechazo de la entidad también alcanzó al subsidio de 15 centavos por cada litro de leche utilizado en la elaboración de los productos denominados masivos que el Gobierno otorga a las usinas. "Sólo beneficia innecesariamente a los sectores de mayores ingresos", aseguró la entidad en referencia el sistema de compensaciones.

"Se debe asistir a los sectores de menores recursos con ingresos dignos y en forma directa. El Gobierno no debería aferrarse únicamente a distribuir pobreza sino a brindar las condiciones para generar legítima riqueza", destacó Carbap, "los esfuerzos realizados, con aprietes y presiones, por parte de funcionarios inescrupulosos nuevamente propiciará magros resultados", recalcó a través de un comunicado de prensa titulado "El que se quema con leche".

La firma de este nuevo acuerdo es, señaló Carbap, "un nuevo intento por ocultar contradicciones, inconsistencias e improvisación en la gestión de políticas lecheras. La Presidente (CFK) se escuda en el contexto de la crisis financiera internacional para impulsar un "acuerdo" por el precio de la leche que, evidentemente, apunta a intentar paliar un problema que el mismo Gobierno ha generado".

Temas en esta nota

    Cargando...