Ahora, el manejo fino

Productores de punta analizaron en Paraná cómo hacer frente a la crisis. Entre las claves está la fertilización.

25deOctubrede2008a las08:22

Frente a situaciones complejas y de crisis, como la que está viviendo el campo, agudizar el ingenio y afinar la estrategia resulta un camino necesario a recorrer. Con ese objetivo en mente, hace pocos días se desarrolló en la Estancia San Antonio, de Pedro Barbagelata, próxima a Paraná (Entre Ríos) una nueva edición de la jornada "Un Productor en Acción", organizada por el Grupo Regional de Aapresid, en la que agroempresarios líderes analizaron qué estrategias implementar en esta difícil coyuntura.

Daniel Silvano Rodríguez, presidente de la regional Paraná de Aapresid, destacó que "en años secos y tan críticos para las ventas como el actual -a lo que se suma un incremento marcado de los costos de producción- es necesario ser eficientes y observar cómo hacen los productores que históricamente supieron adaptarse a los cambios".

Este es el caso de Pedro Barbagelata, quien abrió las tranqueras de su campo para compartir su experiencia, su mirada frente a la incertidumbre y sus desafíos.

Barbagelata gestiona un esquema mixto que combina cría bajo monte, engorde de novillos en pasturas y con suplementación, junto a una agricultura de punta (Ver Las claves...). En el terreno agrícola, la empresa realiza una rotación típica, compuesta por la secuencia trigo/soja de segunda, maíz, soja de primera, "aunque en los últimos años hemos incorporado a cultivos invernales con el doble propósito de aportar cobertura y ser una opción forrajera adicional", comentó Pedro.

Durante la jornada, Octavio Caviglia (INTA Paraná) mostró las experiencias que se están conduciendo en campos de Barbagelata. Específicamente, durante el encuentro los más de 150 participantes pudieron apreciar tratamientos diferenciales durante el barbecho entre maíz y soja de primera. Se evaluó la performance de cinco cultivos versus un testigo compuesto por el barbecho limpio. Las alternativas incluyeron trigo para cosecha, trigo como cultivo de cobertura, melilotus como cultivo de cobertura y la combinación de estos dos últimos.

Si bien el trigo para cosecha deja una buena cobertura y permite realizar dos cultivos por año, la soja de segunda se torna inestable. Por su parte, el trigo de cobertura realiza un pobre aporte de materia seca, dado que se lo seca de manera anticipada. "Lo que sí sorprendió fue el desarrollo alcanzado por el melilotus, alternativa que produjo más de 7000 kg de materia seca por hectárea", puntualizó Daniel Peruzzi, de Aapresid.

Además de cobertura y biomasa, el melilotus aporta nitrógeno vía fijación biológica. "Si bien nuestro objetivo inicial no era fijar nitrógeno, nos sorprendió su aporte", destacó Barbagelata. Específicamente, los 7.000 kilogramos de materia seca "aportaron 175 kg/ha de nitrógeno, de los cuales alrededor de 130 provienen de la fijación biológica", agregó.
Este nuevo enfoque despertó interés en el propio Barbagelatta, quien ya conocía la experiencia que viene desarrollando Jorge Romagnoli en el tema. Justamente, Romagnoli, presidente honorario de Aapresid, fue uno de los disertantes invitados a la jornada.

Allí destacó que "el nitrógeno es la nueva limitante de la agricultura, ya que para aumentar la productividad se necesita incrementar su aporte al suelo". Este aporte viene realizándose vía fertilizantes, los cuales se obtienen como un subproducto del petróleo, recurso que gradualmente se irá agotando. "En consecuencia, hay que pensar en fuentes de nitrógeno alternativas para la agricultura y revalorizar la fijación biológica parece un camino promisorio", agregó.

En esta línea, Romagnoli cuenta con cuatro años de experiencia en el uso de vicia como cultivo de cobertura. "La sembramos principalmente a continuación de la soja de segunda y antes del maíz", destacó. El objetivo buscado es transfor

Temas en esta nota

    Cargando...