Las cerealeras buscan tentar a los productores para que liberen granos

Sin poder hacerse de insumos, las firmas ofrecen postergar el pago del 30% del monto para que el vendedor pueda especular y fije el precio con límite en fin de mayo de 2009.

Por
27deOctubrede2008a las07:19

La caída internacional del precio de los commodities le agregó otra complicación a la comercialización de granos. A un valor de $ 750 por tonelada para soja y $ 290 para el maíz, con insumos caros para la siembra; los agricultores se sentaron sobre la producción esperando un mejor momento para vender, complicando el abastecimiento a las industrias procesadoras y exportadoras de granos y subproductos (aceites y harinas).

Frente a esto, y para no quedarse sin insumos, las firmas tentaron a los productores, dándoles la opción de especular con parte del precio a futuro.

El mecanismo, que ya implementaron algunas grandes firmas, consiste en que al momento de entrega de la mercadería el comprador le pague al productor el 70% a valor de pizarra. El 30% restante se dolariza y el vendedor fija el precio al que quiere recibirlo, con fecha tope al 31 de mayo de 2009.

Al realizar el pago final, la firma le aplica al productor una tasa de interés de 10% en dólares, ajustada al tipo de cambio comprador del Banco Nación del día anterior a la fecha del cierre del contrato.En los hechos, las empresas así consiguen materia prima, y los productores que consideren que la cotización de los granos va a mejorar de aquí a fines de mayo, tienen la expectativa de lograr un buen negocio.

El otro beneficio para el agricultor es que logra generar ingresos genuinos para comprar los insumos de la campaña gruesa (de maíz, soja y girasol), que ya está en curso. Aún falta sembrar el 74% del área proyectada para el período 2008/2009, y si bien algunos productores adelantaron la compra de insumos, en un año atravesado por el conflicto y la incertidumbre muchas decisiones quedaron postergadas.

Sin acceso al crédito, los productores saben que deberán vender parte de los granos ensilados para costear la siembra que viene, por eso el mecanismo que proponen las firmas logra tentarlos, pese a que está lejos de ser un negocio seguro.

Es que aún no se sabe a qué valores se ajustarán los commodities, que podrían seguir bajando, ni tampoco cómo seguirá el dólar y el tipo de cambio.

La necesidad de conseguir efectivo se intensifica si se tiene en cuenta que el crédito ya estaba restringido para el sector aún antes de la crisis financiera internacional. Sucede que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) decidió este año limitar los plazos de embarque de los granos, y esto mermó la operatoria en los mercados de futuros, que permiten fijar precio para el canje de granos, principal mecanismo de financiamiento del sector agropecuario.


Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...