El Gobierno confía en tener los votos y no aceptará cambios

Néstor Kirchner ordenó a los legisladores "no tocar" el proyecto en el Congreso.

28deOctubrede2008a las07:45

El Gobierno no maneja hoy como alternativa propiciar cambios en el proyecto de estatización del sistema jubilatorio. La Casa Rosada se muestra confiada en que el oficialismo tiene los votos necesarios para aprobar sin mayores sobresaltos la iniciativa, resistida por la oposición, que hoy comenzará a debatir la Cámara de Diputados.

Desde la quinta de Olivos, el ex presidente Néstor Kirchner impartió la orden: "Este es el proyecto del oficialismo y no se toca", sostuvo a sus colaboradores, entre ellos los principales ministros del gabinete nacional, según contó uno de ellos a LA NACION.

Por ahora, en los despachos oficiales cuentan una mayoría de votos a favor, y ante esa situación rechazan la opción de hacer modificaciones. Si el panorama se complicara, admiten, será el momento para analizar posibles modificaciones. "No está ahora en mente", confió a LA NACION un encumbrado ministro.

"El proyecto del oficialismo es el que enviamos al Parlamento. Y estamos convencidos de que vamos a ser acompañados en ese sentido", dijo el ministro del Interior, Florencio Randazzo, en una clara señal de que el Gobierno no quiere hacer cambios.

Ayer, la presidenta Cristina Kirchner evitó referirse a la polémica por las jubilaciones en los tres actos que tuvo en la tarde. De todas maneras, eligió defender el papel del Estado, del que dijo que debía tener un "gran espacio" para convertirse en ?el gran nivelador social y gran defensor de las libertades públicas y de los derechos humanos?.

En un tácito mensaje a la oposición, que se resiste mayoritariamente a aprobar la iniciativa oficial, la jefa del Estado pidió "aprender a debatir y discutir con apertura e inteligencia" y consideró necesario "revisar conceptos".

Lo hizo desde un acto en Morón, donde inauguró una escuela. El pie se lo había dado el intendente local, Martín Sabbatella, que minutos antes había defendido el proyecto de la Casa Rosada. "Las jubilaciones de los adultos mayores no pueden estar en manos de la especulación financiera", consideró el intendente, a tono con el discurso oficial. Cristina Kirchner asentía con la cabeza mientras esperaba su turno para hablar.

Rodeada de niños y un coro de alumnos de jardín de infantes que desde la primera fila le gritaban "Cristina te queremos", la jefa del Estado insistió: "La esencia del país se constituye destinando recursos" para obras públicas.

La Mansión Seré
Minutos después, la Presidenta visitó las ruinas de la Mansión Seré, que funcionó como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar y en cuyo predio existe hoy un museo por la memoria. ?Muchas veces, tal vez por manipulación, por no tener una buena formación, por no tener un buen proceso educativo o por no conocer nuestra propia historia y la historia del mundo, cometemos equivocaciones y malos análisis?, apuntó.

A pesar del nerviosismo que ayer se volvió a sentir en el mercado local, el humor en la cima del poder parecía haber mejorado con el paso de los días después del anuncio de terminar con las AFJP.

Desde el Gobierno le restaron importancia a la caída de la Bolsa porteña, que volvió a cerrar con una baja del 5,67 por ciento. Funcionarios que siguen de cerca la economía atribuyeron la reacción negativa de los mercados a la crisis financiera internacional.

Por la noche, Cristina Kirchner intentó llevar tranquilidad y confianza al país. Desde el Ministerio de Economía, donde abrió los sobres con los antecedentes técnicos de los oferentes para la construcción de la línea de interconexión Comahue-Cuyo, la Presidenta sostuvo: "Lo importante para los empresarios aquí presentes es verificar en la práctica lo que significa la confianza. El hecho de que seis empresas hoy estén compitiend

Temas en esta nota

    Cargando...