Redrado le marca el ritmo al dólar: lo deja subir pero no le suelta la rienda

Ceró a $ 3,31. Fue una jornada más tranquila, en parte, porque no circularon tantos rumores. El Central volcó u$s 150 millones para contener la demanda de divisas.

Por
28deOctubrede2008a las07:53

Hubo colas en la city porteña, y más que de costumbre. Pero en los bancos la jornada se vivió con relativa tranquilidad. Por lo pronto, y a diferencia del viernes, fue una rueda prácticamente limpia de rumores. Fue así que con una intervención de no más de u$s 150 millones, según las estimaciones del mercado, el Banco Central (BCRA) logró continuar con su política de suba administrada del dólar. El billete trepó dos centavos a $ 3,26 para la compra y $ 3,31 para la venta en las casas de cambio del microcentro (fuera el perímetro de la city es más caro) y subió poco más en el circuito mayorista, donde operan los bancos, hasta cerrar a $ 3,30.

“Un dólar de $3,40-$3.50 está en oídos de todo el mundo. Hoy por hoy hay una gran demanda de minoristas y de empresas”, apuntó el responsable de cambios de la mesa de un banco de primera línea. “El Central, sin embargo, está dejándolo subir muy de a poco. Todos los días, la divisa avanza cerca de 1%”, explicó el especialista. En el BCRA, no obstante, dijeron ayer que sus reservas cayeron u$s 98 millones a u$s 46.385 millones no por sus intervenciones en la plaza cambiaria, sino producto de la baja de cotización en el mercado internacional de las monedas en las cuales están invertidos sus fondos: el euro (-1,26%), la libra (-1,86%) y el oro (-0,4%).

En los bancos, sin embargo, reconocen que gran parte de la presión sobre el dólar viene hoy por el público minorista, que ante la incertidumbre, tanto local como internacional, y la fuerte caída en los precios de los activos (los bonos argentinos ya casi ni se operan) se vuelcan nuevamente al billete verde. “Nosotros, en las sucursales ya estamos vendiendo más que en los peores días del campo. La gente tiene miedo, miedo a una devaluación, a una crisis de liquidez. Por suerte, esta vez los bancos estamos bien preparados, si hay algo que el sistema financiero tiene son pesos”, señaló el gerente financiero de una entidad local.

De hecho, los préstamos interbancarios hace días que cuestan lo mismo. El call, como se conoce la tasa de interés que se paga entre bancos por la liquidez a un día de plazo, se encontraba ayer en torno al 11,25%, el mismo precio del viernes. Aunque, para evitar que los ahorristas retiren sus fondos, las entidades sí están subiendo por estos días la tasa que pagan por plazos fijos. Ayer, las colocaciones a 30 días de más de $ 1 millón se estaban pagando en bancos privados cerca del 19%, mientras que en las sucursales, algunas entidades llegaban a ofrecer dos o tres puntos más para sus clientes minoristas.

Los bancos, además, tienen estacionados en el BCRA en forma de pases cerca de $ 10.000 millones. Y desde el BCRA, entretanto, se estaría trabajando en nuevos mecanismos para darles liquidez a los bancos, de ser necesario. La idea bajo estudio es la una suerte de redescuento, esto es un préstamo contra entrega de una cartera de créditos, pero para el cual los bancos deberían clasificar previamente sus carteras. “Se precalifica la cartera por las dudas. El banco así ya sabe qué puede entregar y el BCRA, en una corrida, lo asiste más rápido”, indicó la fuente, quien aclaró que es sólo para entidades que no tengan ni Lebac ni bonos soberanos.

Por Florencia Donovan.

Temas en esta nota

    Cargando...