El Gobierno no quiere una invasión brasileña

El Gobierno reglamenta salvaguardias.

Por
29deOctubrede2008a las07:51

BRASILIA (De un enviado especial).- A mediados del mes próximo se volverán a ver las caras las autoridades de la Argentina y Brasil, después de la reunión de anteayer del Mercosur, para comenzar a discutir sobre la reglamentación del mecanismo de adaptación competitiva (MAC), como se bautizaron las salvaguardias creadas en 2006 para el comercio bilateral. El debate se iniciará a pedido del gobierno de Cristina Kirchner, preocupado por que las industrias brasileñas busquen compensar la crisis económica mundial y aprovechar la devaluación del real de las últimas semanas con más exportaciones hacia la Argentina.

En el encuentro bilateral que anteayer mantuvieron en el Palacio de Itamaraty los secretarios de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradia, y de Industria, Fernando Fraguío, con sus pares brasileños, el subsecretario de Política Comercial argentino, Ariel Schale, propuso "avanzar en el proceso de reglamentación del MAC" y explicó que la Argentina iba a acercar una propuesta al respecto en la próxima reunión mensual de la comisión de seguimiento del comercio entre los dos países, en noviembre. Los funcionarios brasileños respondieron que ellos también llevarán su proyecto.

Cada gobierno debe reglamentar en su país el MAC, pero no lo hicieron hasta ahora porque no había sido necesaria la aplicación de salvaguardias. Sucede que el MAC sólo se puede aplicar en caso de que fracasen acuerdos entre los sectores privados para limitar importaciones consideradas dañinas, algo que no ha sucedido. Ha habido acuerdos para limitar las exportaciones brasileñas de cocinas, heladeras, lavarropas, calzado, tela de jean y vasos de vidrio que se cumplieron y que ya caducaron.

En la actualidad no rige ningún pacto de limitación porque no hay sectores argentinos ni brasileños que los reclamen. No obstante, fabricantes argentinos de textiles, calzado, marroquinería, juguetes, electrodomésticos y productos metalmecánicos están atentos a la evolución de las ventas de Brasil.

Lo que quiere el gobierno de Cristina Kirchner es enviar un mensaje de advertencia contra eventuales "invasiones" de productos brasileños y por eso desempolvó la tarea pendiente de la reglamentación del MAC. Algunos funcionarios argentinos estaban inquietos por la devaluación del real, aunque ahora respiran más tranquilos porque ven que en los últimos días la moneda brasileña se recupera y el peso pierde valor. Es que consideran que con un dólar alto, incluso con uno más alto que el de $ 3,39 de ayer, se reduce la necesidad de aplicar barreras proteccionistas.

Temas en esta nota

    Cargando...