Para el Indec, la desaceleración no llegó al consumo

Dice que las ventas crecen casi 30%.

Por
30deOctubrede2008a las07:40

La desaceleración del consumo no llegó a las estadísticas oficiales. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó ayer que las ventas de los supermercados en septiembre mantuvieron su ritmo de crecimiento, sin que se sintiera el impacto de la crisis financiera global.

De acuerdo con la medición oficial, el mes pasado las ventas medidas en volumen aumentaron un 28,9% frente a septiembre de 2007, aunque la facturación de las grandes cadenas sufrió una baja del 4,8% en relación con agosto pasado. Esta caída se explica a partir de que septiembre de 2008 tuvo sólo cuatro fines de semana contra los cinco de agosto.

Para el Indec en septiembre no sólo no hubo una desaceleración de las ventas sino también una fuerte reducción del ritmo al que venían creciendo los precios, ya que informó una suba de apenas el 0,4%. Con este resultado, en lo que va del año los precios en estos establecimientos subieron el 5% y se ubicaron por debajo de la inflación oficial acumulada entre enero y septiembre, que alcanzó el 6,1 por ciento.

El dato sobre la buena marcha en los supermercados se suma al informe que dio a conocer hace unos días el Indec sobre los shopping centers y que también muestra un crecimiento sostenido en el tiempo. De hecho, para las estadísticas oficiales, los centros comerciales registraron en septiembre una suba del 3,5% en volumen frente a agosto.

Los efectos de la crisis
"En principio el dato de septiembre del Indec podría estar en línea con la realidad, ya que el consumo no se resintió durante el último mes y mantuvo la inercia de los últimos meses. La clave para ver el impacto de la crisis son las ventas de octubre, que de acuerdo con nuestras estimaciones preliminares vienen un poco más golpeadas", explicó Fausto Spotorno, economista del estudio Ferreres. La idea de que el consumo ya está sufriendo los efectos de la caída de los mercados bursátiles es compartida por algunas empresas del sector, que en los últimos días reconocieron un freno en sus ventas.

"Hasta ahora sólo ha caído el consumo de más largo plazo, como electrodomésticos. Las ventas de alimentos y bebidas han dejado de crecer, pero nadie prevé que caiga. En los próximos meses, las ventas van a estar contenidas, sobre todo en bienes durables, pero los alimentos se sostendrán en los actuales niveles", explicó esta semana el presidente de Carrefour Argentina, Daniel Fernández, en la inauguración de su séptima sucursal en Córdoba.

La crisis financiera también llevó al grupo Cencosud ?el dueño de Jumbo y Disco? a postergar parte de sus planes de expansión en la Argentina, incluyendo la suspensión de la apertura en el mercado nacional de los primeros locales de sus cadenas de tiendas París.

"Ante la incertidumbre financiera que impera en los mercados internacionales, que impide proyectar con certeza planes de desarrollo de mediano y largo plazo, Cencosud ha decidido adecuar su programa de inversiones", explicó Laurence Golborne, gerente general de Cencosud.

Una visión un poco más optimista es la de Pablo Devoto, director general de la alimentaria Nestlé. "Octubre no viene tan mal en ventas y, si bien se nota cierta desaceleración, continúan creciendo en forma interanual. Y para 2009 esperamos un crecimiento más leve del consumo, lo que puede ayudar a frenar los precios y los costos de la materia prima y la energía", explicó.

Temas en esta nota

    Cargando...