Desde hoy, para importar habrá que pedir permiso a la Aduana

Es para procedencias de todos los países y abarca al 50% de los bienes de consumo.

Por
30deOctubrede2008a las07:44

El Gobierno decidió ampliar el control sobre las importaciones para intentar frenar los daños que el aumento en la llegada de estos productos podría provocar en la industria local.

Así se pondrá la lupa sobre la mitad de las compras al exterior de bienes de consumo como bicicletas, calzados y equipos de audio, entre otros.

Anoche se firmó una resolución que establece que 1.200 bienes de consumo deberán requerir licencias automáticas para ingresar al país.

"Con este mecanismo vamos a tener un control más preciso sobre los flujos de las importaciones que nos permitirán detectar si afectan a algún sector de la producción local", señaló anoche una fuente oficial.

Se trata de 1.200 artículos que hasta ahora sólo necesitaban cumplir con los requisitos establecidos por la Aduana para ser importados.

A partir de la publicación de la resolución en el Boletín Oficial, que ocurrirá entre hoy y mañana, los importadores deberán solicitar la licencia ante la Subsecretaría de Política y Gestión Comercial, dependiente de la Secretaría de Industria.

La norma debe cumplirse en todos los casos, sin importar el país de procedencia. E incluye también a los que llegan del Mercosur.

Esta licencia se concederá en forma automática. Pero la realización de este trámite permitirá que Industria lleve un registro actualizado del los ingresos para detectar cualquier variación en los flujos.

Aunque los funcionarios destacan que es sólo un trámite y no implica aplicar trabas para estos artículos, los importadores se mostraron preocupados de que el sistema termine funcionando como un cupo encubierto.

Desde el Palacio de Hacienda insisten en distinguir las licencias automáticas -que son las que se aplicarán en este caso-- de las "no automáticas" que están reservadas para productos "sensibles".

En esta última alternativa el Gobierno va regulando el ingreso de artículos importados de acuerdo a la variación de la demanda y de la producción local.

El año pasado, las importaciones de bienes de consumo sumaron 8.000 millones de dólares. Y las licencias automáticas se aplicaron tan solo sobre 900 millones, el 11% del total.

La inclusión de 1.200 nuevos artículos -indumentaria, equipos electrónicos, bicicletas, entre otros- en estas licencias automáticas determinará que la mitad de los bienes de consumo --que suman 4.000 millones en importaciones-- queden afectados por el nuevo sistema.

Esta resolución se suma a otras medidas tomadas por la presidenta Cristina Kirchner para atemperar el efecto de la crisis internacional.

Semanas atrás se anunció que se establecerán precios de referencia para artículos chinos y brasileños para evitar que ingresen al país a precios subvaluados o de "dúmping".

Estos anuncios responden en parte a la demanda de distintos sectores de la producción que reclaman que se restablezca la competitividad de la Argentina, con el argumento de que el tipo de cambio está retrasado.

Así se pronunció la semana pasada la Unión Industrial Argentina (UIA) que sostuvo en tres comunicados distintos que la falta de competitividad ya está afectando a la economía real.

Allí, los industriales recordaban que el real se depreció cerca de un 51%, el peso chileno 51%, el mexicano 36,7% y el euro en casi 25%. Mientras que el peso se devaluó 11%. Y advirtieron que de no tomarse medidas, esto impactaría directamente sobre las exportaciones y el empleo.

Por Annabella Quiroga.

Temas en esta nota

    Cargando...