Estudian cambios a la ley de fertilizantes

La norma establece una promoción para el uso de fertilizantes en la que se puede descargar hasta el 50% del costo del insumo en el impuesto a las ganancias. “Hay un elevado costo fiscal“ dicen en el Senado.

30deOctubrede2008a las16:51

La ley que promueve el uso de fertilizantes mediante beneficios de orden tributario deberá esperar un tiempo. Al menos hasta que tanto los legisladores de la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, como las secretarías de Agricultura y la de Hacienda del Ejecutivo se pongan de acuerdo.

Tal como lo había anticipado El Enfiteuta la norma que impulsaron las senadoras Silvia Giusti (Chubut), presidenta de la comisión de Agricultura, y Silvia Gallego (La Pampa), ambas del oficialismo, encontró observaciones por parte de la Secretaría de Hacienda que comanda Carlos Pezoa por el “elevado costo fiscal que tendría la ley”, confió ayer a El Enfiteuta una alta fuente parlamentaria.

La comisión de Agricultura le dio a la norma el dictamen que necesitaba para su llegada al recinto y la pasó a Presupuesto para que completara el trámite. En la comisión que preside el correntino Fabián Ríos estaba todo listo para aprobar la norma el pasado 21 de octubre, pero la decisión quedó postergada por una alerta que se encendió en la secretaría de Hacienda.

“La secretaría de agricultura está de acuerdo con la ley desde el punto de vista técnico” confió en diálogo con este medio el senador Ríos, “está de acuerdo con que hay que fomentar el uso de fertilizantes, pero se está estudiando el impacto fiscal de la norma que puede ser elevado (tal como lo establece la ley) según la opinión de la secretaría de hacienda”.

En ese proceso se demoró la norma, pero El Enfiteuta pudo saber que esta no sería la única razón. El hecho de que la ley permita descargar como pago a cuenta de ganancias hasta el 50% del costo de fertilizantes ―con retroactividad a julio de este año― dejaría afuera del beneficio a pequeños productores, como los que tienen categoría de monotributistas.

“Este segmento no entraría dentro del beneficio porque no pagan ganancias, con lo cual se estaría otorgando un beneficio a los productores más grandes y no a los que realmente lo necesitan que son los de menor escala”, justificaron desde la cartera agrícola nacional, “y la política del Ejecutivo es claramente la de beneficiar a los pequeños productores”, se precisó.

Estos serían los dos argumentos centrales por los que se demora la media sanción para la ley que promueve el uso de fertilizantes, que reclaman con énfasis varias instituciones ligadas a la producción o fabricación de insumos. Según estas agrupaciones la superficie sembrada de maíz podría incrementarse en un 17% esta campaña que ya viene muy complicada por caída de precios y contingencias climáticas.

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID), la Cámara Argentina de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (MAIZAR), la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA) y la fundación FERTILIZAR defendieron el proyecto de ley en un comunicado conjunto la semana pasada.

"La producción de maíz podría aumentar en siete millones de toneladas respecto de las estimaciones para la presente campaña", destacaron las entidades como resultado de una encuesta que realizaron con el fin de relevar el impacto de la desgravación de fertilizantes en la actual campaña de maíz 2008/2009. Además, "se haría un mayor uso del paquete tecnológico vinculado al cereal".

Pero por ahora la ley sigue bajo estudio en el Senado, pero fuentes parlamentarias ya dan por descartado que se realizarán modificaciones al dictamen de la ley que mandó la comisión de Agricultura.

Aunque el costo fiscal es muy difícil de precisar por estar atado a ganancias, algunas estimaciones calcula

Temas en esta nota

    Cargando...