Argentina endurece sus controles a la importación

El país sudamericano anexó 1.200 productos al régimen de licencias automáticas, que permite conocer de antemano qué productos están dispuestos a ingresar al país. Según un funcionario de Aduana, se sabrá qué importaciones “afectan a algún sector de la producción local".

30deOctubrede2008a las17:05

El Gobierno argentino incorporó hoy 1.200 productos al régimen de licencias automáticas, un sistema que funciona como alerta para que se conozca de antemano cuáles son las importaciones que se avecinan.

La medida fue tomada con el objetivo de proteger a la industrial nacional, por lo que se ampliará el control sobre las importaciones de productos extranjeros de rubros tales como medias de mujer, calcetines y calzas de algodón, lana y fibras e hilados textiles.

“Con este mecanismo vamos a tener un control más preciso sobre los flujos de las importaciones que nos permitirán detectar si afectan a algún sector de la producción local", señaló una fuente oficial.

El mecanismo, implementado por la Secretaría de Industria de la Nación a cargo de Fernando Fraguío, forma parte de las medidas implementadas por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para administrar el comercio exterior en el marco de la crisis internacional, en un intento de mitigar el impacto del colapso financiero.

“Cuando con las licencias automáticas detectemos una presión excesiva sobre un producto importado que pueda dañar a fabricantes locales, vamos a aplicarles recién entonces los controles adicionales, como la verificación de los valores criterio (precios mínimos que establece la Aduana para los bienes del exterior), las normas de seguridad y las sanitarias", describió un alto funcionario de Industria. "Con las licencias automáticas, nuestras acciones serán preventivas y no reactivas", agregó. No obstante, en el universo de 1200 artículos también figuran algunos que no se fabrican en Argentina.

De las importaciones de bienes de consumo por 8.000 millones de dólares del año pasado sólo se aplicaron licencias automáticas a compras por 900 millones. Con la nueva resolución se hubiesen controlado ingresos por 4.000 millones.

Además, la Aduana controlará con estrictas medidas la mitad de las compras al exterior de bienes de consumo como bicicletas, calzados y equipos de audio, entre otros, ya que, de acuerdo a los últimos relevos, sus precios habían quedado por debajo de los precios locales.

Desde la Secretaría aclararon que no se trata de un bloqueo a la importación, ya que, como su nombre lo indica, la licencia automática implica que el producto ingrese sí o sí al país. Sin embargo, desde el Gobierno destacaron que este mecanismo sirve como alerta para conocer en detalle cuáles son los productos que se disponen a entrar al mercado.

De esta manera, la industria local también cuenta con mejor información para conocer cuál es la competencia que se viene. Los bienes de consumo final incluidos en las licencias automáticas van desde alfombras hasta motos.

El Gobierno también viene aplicando licencias no automáticas, por la cual se toma determinado tiempo para evaluar el ingreso de la mercadería, y se consideran precios de referencia para evitar que entren productos subfacturados.

Mercosur

A su vez, Argentina pidió una reunión extraordinaria del Mercosur, que se celebró el lunes pasado, para organizar en conjunto más blindaje comercial en el bloque. Argentina propuso formalmente elevar el arancel a textiles, calzados y marroquinería, mientras que Brasil, sin dejar su discurso antiproteccionista, recordó que ya había pedido subir la tarifa a lácteos, vinos, electrónicos y textiles.

Además, el Canciller brasileño, Celso Amorim, destacó una idea que informalmente había deslizado la Argentina: la instrumentación conjunta en el Mercosur de salvaguardias y medidas antidumping contra importaciones extra-zona. N

Temas en esta nota

    Cargando...