Intendentes pretendían sembrar en terreno fiscal

Una conmoción política se desató en el sur de Córdoba, porque un juez de Control de Río Cuarto imputó ayer a los intendentes de Sampacho y Chaján -dos pueblos ubicados a la vera de la Ruta Nacional 8, en el límite con San Luis-, por los delitos de "incumplimiento de deberes de funcionario público, negocios incompatibles con la función pública y coacción y amenazas".

Por
01deNoviembrede2008a las08:17

Además, el juez de Río Cuarto imputó por los mismos delitos al jefe comunal de Suco; al juez de Paz de Chaján y a un abogado de la Procuración del Tesoro de la Provincia. En la Casa de Gobierno de Córdoba el caso se sigue de cerca porque los tres intendentes son del PJ.

La causa se inició hace dos semanas cuando Carlos Vettorazzi, un vecino de Sampacho, denunció que los intendentes quisieron proponerle conformar un pool de siembra en un campo de 150 hectáreas, del cual él es su tenedor.

La historia se remonta a una década atrás, cuando la provincia de Córdoba inicia juicio de expropiación del campo que hoy explota Vettorazzi -está ubicado a 12,5 kilómetros al noroeste de Suco- para construir la represa Zelegua, un emprendimiento entre los gobiernos de Córdoba y la Nación.

El abogado de Vettorazzi, Enrique Zabala, le contó a Clarín que "hubo un pago parcial de indemnización a los titulares, aunque el Estado jamás tomó posesión" y que "mi cliente posee de manera pública y pacífica la tenencia de estas tierras desde hace más de cinco años, o sea que no es un usurpador, porque un usurpador debe ingresar al inmueble clandestinamente y con violencia". La empresa que debía hacer la obra hídrica desistió, porque los costos se multiplicaron y la anunciada represa Zelegua, quedó sin hacerse.

Pero la Ley Provincial de Expropiación establece que "si en dos años no se hace la obra o si se le cambia el destino al inmueble", el terreno debe volver a sus antiguos propietarios.

Entonces el juez de la expropiación le ordenó al abogado de la Procuración del Tesoro de la Provincia, Silvio Parisato, para que tome posesión del inmueble, pero éste delegó la custodia del campo en los intendentes Santiago Bordese (Sampacho), Myriam Sánchez (Chaján) y Heraldo Pontel (Suco). Entonces, según la acusación del juez de control Daniel Muñoz, los tres intendentes le habrían ofrecido a Vettorazzi conformar un pool de siembra de maní y soja. "Como al hombre no le convino esa propuesta, les dijo que no; y ahí comenzaron a hostigarlo", denunció Zabala. Entonces Vettorazzi comenzó a filmar las conversaciones y lo puso a disposición de la Justicia. Es posible que haya más imputaciones en el caso.

 

Temas en esta nota

    Cargando...