La guachera: primer capítulo de la recría

Hay una evolución del balance nutricional en cada etapa.

Por
01deNoviembrede2008a las08:30

Los terneros cobijados en la estaca
 
"El chiquito" es el campo para la cría y recría intensiva de vaquillonas de los cinco tambos que posee esta firma. Se ubica en la localidad cordobesa de Villa Algodón y pertenece a la firma Alfredo José SA.

"Un camión recolecta los terneros recién nacidos dos veces por semana y los trae a esta guachera comunitaria", contó Pablo Pellicioni, uno de los veterinarios del establecimiento. Antes de ingresar, se les hace un control de estado general.

Re, sostuvo: "Es necesario contar con personal dedicado que se tome la tarea de la guachera con gusto. Hay que brindar capacitación y acompañamiento porque manejan un capital que representa la reposición del tambo". En sintonía, Horacio Bertone dijo: "La llave de esto es el personal con que contamos para hacer la cría y recría".

El INTA recomienda hacer eficiente la recría de vaquillonas de forma tal que estén listas para parir a los 22-24 meses. Pellicioli dijo que las inseminaciones se hacen a los 15 meses, aunque algunas ya están en peso a los 13 meses. "La única limitante es la edad, al peso y altura se llega fácilmente con este sistema", agregó Re.

 

Temas en esta nota

    Cargando...