En un nuevo round con Redrado, el dólar buscará esta semana quebrar los $ 3,40

A la desconfianza arraigada en el mercado local se le suma en estos días la volatilidad propia de un mercado internacional que estará atento al resultado de las elecciones en Estados Unidos.

Por
03deNoviembrede2008a las07:49

El dólar volvió al centro de la escena y esta semana seguirá robándose todas las miradas, ya que lejos de haberse domesticado, los expertos coinciden en que lo más probable es que en estos días vuelva a intentar quebrar la barrera de los $3,40 que estoicamente vino defendiendo el Banco Central (BCRA). No es para menos, dado que a la desconfianza arraigada en el mercado local se suma en estos días la volatilidad propia de un mercado internacional que estará alerta a los resultados de las elecciones en Estados Unidos.

Aunque, según algunos de los analistas consultados, la evolución del tipo de cambio parece depender cada vez menos del contexto externo, y más de las expectativas locales. Hasta hace días, los cambistas miraban la evolución del real en Brasil, como una señal de lo que en el mediano plazo podía suceder con el tipo de cambio en Argentina. Sin embargo, mientras el real acumula una apreciación del 13% desde el 22 de octubre, el peso no deja de ceder posiciones frente al dólar. Es cierto, no obstante, que desde que se desató la crisis en EE.UU. hasta ahora, el real acumula una baja de 36%, mientras que el peso sólo cayó 11,5%, por lo que todavía corre con mucha ventaja.

La clave pasa (y pasará) por la política del BCRA, que se mantiene firme en su idea de amortiguar cualquier movimiento brusco del peso. Altas fuentes de la entidad aseguraron que no tienen previsto establecer controles, sino seguir con la política de intervenciones, garantizando al mismo tiempo la liquidez del sistema bancario. Según Carlos Risso, de Notibancos.com, si no fuera por el Central el billete se ubicaría mucho más arriba. “Cada desaparición suya (en el mercado) provoca un alza de la cotización de no menos del 1% en minutos”, ilustra Risso, que estima que la semana pasada la entidad volcó más de u$s 1.000 millones para contener la demanda.

Ramiro Castiñeira, de Econométrica, es de los que cree que el poder de fuego del BCRA es todavía muy importante, pero advierte que a mediano plazo es imprescindible buscar alternativas. “Entran menos dólares a la economía cuando se achica la balanza comercial por la caída en los precios la soja y una forma de restablecer ese equilibrio es que el Gobierno se endeude, pero hoy no está esa posibilidad. Muchos países de Latinoamérica eligen la devaluación como solución. Acá, por ahora, el BCRA está satisfaciendo la demanda de dólares, pero es una situación de estrés”, dice.

Hasta el viernes, el Central tenía en sus arcas u$s 45.462 millones. De las reservas, sin embargo, estarían “disponibles” hoy unos u$s 36.500 millones, ya que el BCRA tiene contabilizados cerca de u$s 5.000 millones de préstamos de organismos, entre los cuales hay unos u$s 2.200 millones del Banco de Basilea (BIS), y contempla además u$s 3.900 millones de los bancos, que por norma depositan en el BCRA parte de los depósitos en dólares que reciben del público. Según explican en el BCRA, no obstante, los créditos del BIS están calzados contra bonos del organismo que hay en el activo. Esto significa que una vez que venzan los bonos –de a 6 meses a 1 año y medio de plazo– el Central se haría de los fondos líquidos. Los otros casi u$s 3.000 millones son lo que el BCRA estima que en los próximos 12 meses deberá pagarle en nombre del Tesoro a organismos como el BID y Banco Mundial, entre otros. En la entidad calculan que de acá a fin de 2009 podrían, en contrapartida, recibir desembolsos de organismos por entre u$s 1.000 millones y u$s 1.500 millones.

Por Florencia Donovan.

Temas en esta nota

    Cargando...