Intendentes advierten que la cadena de pagos del interior está a punto de quebrarse

Jefes comunales de las principales regiones productivas volvieron a pedir al gobierno nacional que haga algo para evitar un agravamiento de los problemas económicos y sociales que experimentan las principales provincias del país.

Por
03deNoviembrede2008a las17:18

Las restricciones financieras sumadas a la pérdida de rentabilidad esperada del sector agrícola amenazan con generar un quiebre generalizado de la cadena de pagos en las economías regionales de las principales provincias argentinas.

“Todos aquellos que realizaron inversiones están teniendo serios inconvenientes para poder cumplir los pagos”, dijo hoy a Infocampo Rubén Grenada, intendente de la localidad bonaerense de Saavedra.

“La generación de puestos de trabajo se paralizó y los empresarios ya comenzaron a hacer reajustes en función de las nuevas expectativas económicas”, indicó Grenada, para luego mencionar que “estamos en una situación no deseable que no imaginamos un tiempo atrás”.

En la mayor parte de las regiones productivas los rindes de trigo –el primer ingreso agrícola de la campaña 2008/09– serán nulos o menores a los esperados. En una situación de economía de mercado, los precios internos del cereal se ajustarían al alza por la menor disponibilidad del producto.

Pero se espera que los valores internos del producto sigan planchados por la intervención del gobierno nacional (un fenómeno que ya lleva tres campañas). Es más: como la cosecha 2008/09 será bajísima, se prevé que la intervención K, lejos de desaparecer, se incrementará.

“La cadena de pagos está cada vez más complicada; las industrias ya están teniendo serios inconvenientes para concretar los cobros y esto genera una gran incertidumbre”, apuntó hoy Fernando Fischer, intendente de Armostrong, Santa Fe.

“Vamos camino a un aumento considerable en el desempleo si no se toman medidas urgentes que tiendan a reactivar al sector agropecuario”, alertó Fischer, y agregó que “estamos en presencia de un gobierno (nacional) que no piensa en el interior del país”.

En octubre de 2008 el precio promedio de la soja neto de retenciones fue de 230 u$s/tonelada, un nivel similar al promedio de la década del ’90, según datos del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa)

En otras palabras: si bien los precios internacionales de los granos siguen siendo favorables en términos históricos recientes, los mismos resultan insuficientes para absorber el impacto que tienen las derechos de exportación agrícolas (a los que cuales deben sumarse los descuentos comerciales aplicados por la industria aceitera y la exportación para cubrirse del riesgo argentino).

“Estamos viviendo una crisis económica gravísima: si el gobierno (nacional) no toma recaudos, vamos camino a un rompimiento de la cadena de pagos en las próximas semanas”, manifestó Jorge Holzmann, intendente de Gilbert, Entre Ríos.

“Para lograr salir adelante necesitamos trabajar con sentido común entre la Nación, las provincias, los municipios y el sector agropecuario”, explicó Holzmann.

La tasa interbancaria argentina de corto plazo se encuentra en un nivel general superior al 13% a causa del progresivo retiro de dólares del sistema bancario que vienen haciendo empresas y particulares en las últimas semanas.

Con esto, las tasas pasivas (plazos fijos) para colocaciones a 30 días se ubican en un rango del 20% al 22% anual, al tiempo que las tasas de interés activas para créditos a corto plazo superan el 30% anual.

Temas en esta nota

    Cargando...