Demostraron la conveniencia de usar fungicidas foliares.

La campaña iniciada por Syngenta, donde se difunden los resultados de ensayos de tratamiento de enfermedades en maíz y girasol utilizando fungicidas foliares, llegó al oeste de Provincia de Buenos Aires.

04deNoviembrede2008a las09:37

Esta vez fue el fitopatólogo Ing. Jesús Perez Fernandez, Director del INA Anguil, quien estuvo a cargo de contarle al nutrido auditorio, qué enfermedades aparecieron en la zona, como se las trató y cuáles fueron los incrementos de rindes logrados.

Es un año difícil, y en ese contexto hay que maximizar resultados. Estas dos premisas parecen ser indiscutibles hoy por hoy en el sector agropecuario. En esta línea lógica Syngenta llevó adelante más de 100 ensayos en lotes de productores que surgieron del convenio Syngenta/Aapresid/Aacrea. El objetivo fue demostrar que el uso de fungicidas foliares es una técnica clave para combatir las enfermedades que merman los rindes. Para eso se invitó a algunos de los mejores fitopatólogos de la Argentina quienes aplicaron fungicidas foliares en maíz y girasol, evaluaron esos ensayos, y ahora exponen los resultados en encuentros zonales.

Esta vez la cita tuvo lugar en la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, donde más de un centenar de productores llegaron con avidez de información.

Los ensayos objeto de las presentaciones se realizaron en la Estación Experimental INTA “Guillermo Covas”de La Pampa, Intendente Alvear, I.H. Lagos, y en lotes cercanos a General Villegas y Rivadavia.

Según la exposición del Ing Jesús Perez Fernandez, las enfermedades que aparecieron en esa región fueron Verticillium (Marchitamiento vascular), Sclerotinia (Podredumbre del Capítulo), Mildiu, Albugo (Roya Blanca), enfermedades de fin de ciclo y una agresiva podredumbre carbonosa en maíces que sufrieron por las bajas precipitaciones. Todas estas enfermedades fueron tratadas con AMISTAR XTRA en maíz y AMISTAR TOP en girasol, y en todos los casos los resultados fueron satisfactorios.

El especialista recomendó además “monitorear y aplicar en el momento justo, esa es vuelve a ser clave para tratar los problemas”. Durante su exposición hizo hincapié en los problemas ocasionados por el mildiu cuya incidencia cada vez más frecuentes en las últimas tres campañas y los híbridos disponibles como “resistentes” han dejado de serlo. Además detectaron la presencia de nuevas razas de mildiu, Todos patógenos sobre el genotipo RHA274.

Más allá de los severos ataques de mildiu, la enfermedad dominante en la zona fue la roya blanca en maíz que fue combatida con AMISTAR XTRA. Así se lograron casi 12.000 kg/ha cuando los porcentajes de severidad de la roya estuvieron cercanos al 12%.

La roya Negra apareció en girasol y se trató con AMISTAR TOP en floración y así se logaron notables diferencias de materia grasa en los girasoles tratados con respeto al testigo, también se incremento el acido oleico de las plantas tratadas hasta en un 86 % En girasoles confiteros los rendimientos superaron las expectativas para porcentajes de severidad importantes.

Finalmente, el Ing. Horacio Silva, Gerente de Fungicidas de Syngenta, sostuvo que siempre es mejor tratar la enfermedad en el momento en que aparece que tratarla más adelante, cuando esté extendida en la planta. “Cuando uno tiene más roya, tiene más que controlar y por lo tanto está llegando tarde”. “Es imperioso reconocer que hay muchas enfermedades además de la roya”.

Luego sostuvo: “lo que le está pasando al lote es lo que nos permite entender que hay un manejo de las enfermedades y que hay decisiones que se deben tomar, temprano o tarde, pero hay que tomarlas. Es importante reconocer los primeros síntomas de las enfermedades”. “El uso de fungicidas foliares en maíz y girasol deben ser concebidos como una estrategia de manejo integral de las enfermedades. Entender cuáles son los momentos implica preparación y entrenamie

Temas en esta nota

    Cargando...