Advierten que casi 15 mil trabajadores de la carne corren riesgo de ser despedidos

Casi 15 mil trabajadores de la carne están afectados por la crisis que afecta al sector frigorífico y corren riesgo de ser despedidos, en especial en la provincia de Buenos Aires, según denunció el Sindicato ante el Ministerio de Trabajo.

06deNoviembrede2008a las07:30

En un encuentro mantenido con el ministro Carlos Tomada, el gremio presentó un relevamiento sobre el complejo cuadro de situación que atraviesa la industria cárnica.
Según el relevamiento realizado por el sindicato sobre 80 empresas, mayoritariamente en la provincia de Buenos Aires, se encuentra afectados en diferente grado 14.616 trabajadores en forma directa.

Esos empleados están afectados por Planta parada, Garantía horaria, Vacaciones, Suspensiones, Retiro voluntario, Despidos, Atraso en el pago de sueldo y jornales, Atraso en el depósito de aportes y contribuciones.

El gremio liderado por Adolfo Etchehun explicó que el declive del sector cárnico comenzó en octubre del 2007, con el cierre administrativo de las exportaciones, empeoró con la protesta del campo, y cuando la cadena cárnica se estaba reorganizando, la intervención estatal en cuanto al precio de los subproductos, detuvo su reactivación y el último golpe fue la crisis internacional.

El sindicato indicó que a pesar del cumplimiento de los precios por parte de los productores pecuarios y los frigoríficos para el consumo interno, a partir de julio hubo una importante retracción en el consumo interno.
La industria frigorífica durante el período enero-agosto/2008, promedió una faena mensual de 1.182.292 cabezas.

De ese total se realizó en la provincia de Buenos Aires 647.896 animales que representa el 54,8 por ciento del total, porcentaje aproximado anual histórico.

A pesar del conflicto del campo en números generales se faenaron 2,18 por ciento menos que igual período del año anterior.
En marzo/08 se faenaron solamente 720.168 animales, abril y mayo se recupera la faena, pero especialmente en las empresas exportadoras a consecuencia de la exigencia de un encaje en cámara del 75% de lo exportable para consumo interno, con el objetivo de obtener el ROE Rojo (permiso de exportación) otorgado por el ONCCA.
Por lo tanto, todas las empresas con contratos de exportación colmaron la capacidad de cámara de la industria, provocando una existencia equivalente a dos meses mínimo de consumo interno.

La crisis internacional provocó, que muchos de los envíos en viaje fueran rechazados y otros se les reconocía un valor del 50 por ciento, lo que provocó que la mayoría de esos embarques, pasen a corto plazo a engrosar nuestro stock.

"La política implementada del encaje, produjo tal existencia, que nuestros despostadores, la primera línea de trabajadores de exportación, mayoritariamente esté sin trabajo, porque no hay lugar donde estoquear (aproximadamente 2.500 compañeros)", indicó el gremio.
Además, Etchehun alertó que "la crisis en la industria apenas empieza, los frigoríficos consumeros, que representan el 75 por ciento de los trabajadores, realiza una actividad de prestación de servicio, a cambio del cuero y los subproductos".
Los ingresos por la venta del cuero representan el 75 por ciento de los ingresos y el 25 los otros subproductos.

A principio de octubre la intervención estatal produjo una baja en el cuero del 30 por ciento y de los subproductos del 25, que llevó a muchas curtiembres a suspender gente.
También se cambiaron las condiciones de pago: históricamente se abonaba el 50 por ciento el día de la faena de los animales y el 50 a los siete días, ese formato se pasó a un pago a los 30 días, produciendo un colapso financiero.

En la actualidad, el valor del cuero, por razones internacionales bajó de 4,60 a 2,10 pesos, un 54,35 por ciento, indicó el informe del gremio.
Con respecto a otros subproductos, en algunos casos se está tir

Temas en esta nota

    Cargando...