Por el calor, hubo cortes masivos de luz en Rosario y puntuales en Buenos Aires

Desde el martes se interrumpió el servicio para los rosarinos y la compañía provincial prevé un verano con cortes. En Capital Federal afectó a varios barrios.

Por
06deNoviembrede2008a las07:38

Sin esperar al verano, y con sólo dos días de calor, ya hubo cortes de luz en Rosario y Capital Federal. La ciudad santafesina fue la más afectada, ya que las interrupciones del servicio eléctrico paralizaron la producción de distintas industrias. “Desde el martes de esta semana ya tuvimos cortes; cada vez que sube la temperatura ocurre lo mismo, porque se dispara el consumo de aires acondicionados y las redes de distribución eléctrica no aguantan. En algunos casos los cortes son sufridos por fábricas o edificios, pero en otros salta toda una subestación y quedan varias manzanas sin luz”, explicó Sergio Vacca, dueño de una pyme y presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra).

El propio vocero de la Empresa Provincial de Energía (EPE), admitió que los cortes en Santa Fe serán moneda corriente durante todo el verano. “Es imposible pensar en un servicio ininterrumpido”, admitió ayer Raúl Stival durante una entrevista radial. “Habrá cortes si se conjugan altas temperaturas y elevada demanda”. También intentó brindar tranquilidad, señalando que EPE incorporó 200 empleados y que “hasta ahora el sistema respondió bien. Estamos tratando de analizar cuál es la calidad del servicio desde el punto de vista de los usuarios”.

También hubo cortes en Capital Federal, aunque de menor intensidad. Según relevó El Cronista entre distintas fuentes, este martes hubo interrupción del servicio en Palermo, provocando en algunos edificios la quema de motores (por ejemplo, los destinados a ascensores) y electrodomésticos. En tanto que ayer, cuando se registró una sensación térmica de 38,5 grados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se verificaron más cortes puntuales que a lo largo del martes.

Por ejemplo, a las 16 en Corrientes y Montevideo, a las 19.10 en Villa Crespo y durante la tarde en algunos edificios de Monserrat. No se registraba una sensación térmica tan alta durante noviembre desde el 2005, cuando se llegó a 34,6 grados, casi 4 menos que los vividos ayer. Por eso, desde las distribuidoras consideraron que, a pesar del clima, el sistema respondió bastante bien.

“Todos los días del año hay cortes, pero en muchos casos no son atribuibles a la red. Ayer no se nos complicó el abastecimiento en ningún momento, aunque es probable que hayan ocurrido episodios puntuales como siempre que arrecia el calor. De todas formas se trató de un día normal”, apuntaron desde Edesur. “En nuestra red no sonó ninguna alarma, aunque quizás hubo problemas en algunos edificios”, señalaron desde Edenor.

A diferencia del invierno, cuando la escasa oferta de gas compromete el nivel de generación energética, los días de calor hay problema por el subsistema de distribución. “A veces salta un cable de media tensión y hay que reponerlo, pero eso se resuelve en pocas horas”, explicó un ex funcionario. “Los cables subterráneos, por ejemplo –agregó–, tienen tramos con una tecnología vieja, con la cual se los bañaba en aceite para reducir la temperatura. Mientras que otros vienen de una tecnología que se inauguró en los setenta, más eficiente y menos permeable a cortes. No hubo inversiones de renovación total en ninguna de las concesionarias, pero en líneas generales la red de Edesur está más modernizada que la de Edenor”.

Por Lucio Di Matteo.

Temas en esta nota

    Cargando...