Más industriales le piden medidas al Gobierno

Afirman que perdieron, en promedio, un 20% de producción.

06deNoviembrede2008a las07:40

Inquieta por una profundización de la caída de la producción en distintos sectores y sumamente afligida por sus proyecciones para el primer semestre de 2009, la Unión Industrial de Córdoba (UIC) lanzó un urgente llamado al gobierno nacional para que adopte un conjunto de medidas que se complementen con las que se pueden encarar en el ámbito provincial.

Un vocero de la entidad precisó a LA NACION que "la situación ha variado drásticamente de 15 o 20 días atrás a esta parte". La UIC verifica en este lapso pérdida de niveles productivos del 15 al 20 por ciento promedio, con picos que ya empiezan a pasar el 30 por ciento en algunos sectores.

Prácticamente no hay sector que se salve de la tendencia depresiva. Fernando Sibila, director ejecutivo de la entidad fabril, detalló que marchan a la cabeza las industrias del calzado, gráfica, madera, plásticos, frigoríficos, cemento, agroalimentos -en especial, la del maní-, automotriz y de autopartes.

Afirmó que la situación todavía no se tradujo en suspensiones o cesantías masivas, pero sí reconoció que las empresas están adoptando diversas medidas de "reacomodamiento", que van desde la eliminación de horas extras o turnos los fines de semana hasta el adelantamiento de vacaciones. Las decisiones más cruentas han sido la suspensión o desafectación de contratos temporales, aunque no pudo establecer su cantidad.

Ayer se conoció que la planta de Volkswagen en Córdoba suspendió por los cuatro fines de semana de noviembre a operarios contratados que, según una fuente del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) local, ascienden a 368 trabajadores. Se les abonará un 75% de los salarios que corresponderían a esas jornadas.

Volkwagen es una empresa que atravesó sin mayores problemas los peores momentos de la crisis de 2001/2002, porque casi toda su producción de cajas de velocidad (lo que fabrica en su planta en Córdoba) tiene por destino el mercado externo. Ultimamente, desde el exterior está recibiendo cancelaciones de órdenes de trabajo. Concretamente, en un solo caso, 90.000 unidades. "Si ya esto es preocupante, mucho más lo es el panorama que comienza a vislumbrarse para el primer semestre del año próximo, por eso urgimos a que se actúe ahora para prevenir peores consecuencias", apuntó el directivo de la UIC.

"Falta de confianza"
Ayer por la tarde, la UIC emitió una declaración en la cual hace notar, en primer término, que "hay que poner especial acento en la falta de confianza generalizada que actúa negativamente en las expectativas, paralizando la inversión y trabando la gestión diaria".

Tanto como decir que el Gobierno debe ser promotor de medidas que generen confianza y no mayor incertidumbre y desánimo, como ha ocurrido con la abrupta decisión que se impulsó en relación con las administradores de fondos de jubilación y pensión (AFJP).

Por otro lado, "teniendo en cuenta la caída abrupta del consumo en todos los sectores y la falta de financiación para el consumidor y las empresas", la UIC demanda "medidas de efecto inmediato a solicitar al gobierno nacional para alentar el consumo, recrear el acceso al crédito de los sectores productivos y facilitar la continuidad laboral en las industrias".

Entre otras, sugiere las siguientes:

  • Financiación de capital de trabajo a tasas compatibles con la realidad del mercado para todas las pymes, vía Banco Nación o la banca pública provincial.

 

  • Anulación de derechos de exportación y reimplantación de reintegros.

 

  • Elevación de los mínimos no imponibles de cuarta categoría del impuesto a las ganancias, para generar un aumento de liquidez en los consumidores.

 

  • Rebaja del IVA a los alimentos a fin de aument

Temas en esta nota

    Cargando...