Dudan que la industria pague a tamberos el precio acordado

Una polémica se desató ante la posibilidad de que la industria láctea finalmente no llegue a pagar el precio de un peso por litro de leche prometido a los tamberos en el marco del acuerdo suscripto con el aval de la propia presidenta Cristina Kirchner.

Por
07deNoviembrede2008a las12:02

Según trascendió ayer, a punto de enviar a los tamberos las liquidaciones por la leche producida en octubre, la industria se prepara para pagarles a los productores menos de un peso el litro, cifra por debajo del valor que un grupo de empresas se había comprometido a abonar cuando se firmó el acuerdo en la residencia de Olivos.

En medio de gran confusión, otras fuentes del mercado lácteo aseguran que el precio será de 1,04 pesos el litro para el mercado interno y 62 centavos para la exportación.
Según fuentes industriales, a cambio de un peso las empresas están prometiendo pagar un valor promedio que surge de dos precios definidos: uno para el mercado interno y otro para la exportación.

De esta manera, desde otros sectores empresarios se indicó que queda en un peso la materia prima para el mercado interno y se establece en torno de los 77-78 centavos la mercadería de exportación o para hacer stocks como excedente, pero luego lo que finalmente recibirá el tambero será el precio promedio entre ambos valores.

Fuentes empresariales aclaran que el precio promedio que se pagará estará en torno de los 90 centavos, como mucho, muy por debajo de lo anunciado oficialmente.

LOS NÚMEROS. En la Argentina, sobre una producción de casi 10.000 millones de litros, el 80 por ciento se destina al consumo local y el 20 por ciento restante, a la exportación, y de esta ecuación sale un cálculo que aún no está claro.
“Esto significa que el acuerdo no se va a cumplir tal cual lo firmaron las empresas y que van a pagar un promedio. El precio final no va a ser un peso el litro”, señaló a un matutino porteño Claudio Ersinger, coordinador de la Mesa Nacional de Productores de Leche, que rechazó el convenio.

En el acuerdo del 20 de octubre pusieron su firma SanCor, La Serenísima, Nestlé, dos pymes lácteas y la Junta Intercooperativa de Productores de Leche (agrupa a una decena de cooperativas).

Por otra parte, también adhirieron al convenio los máximos dirigentes tamberos de las cámaras provinciales de Córdoba, Santa Fe y La Pampa, de buena relación con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, motor del pacto lechero.

La Serenísima ya comenzó a informar a sus tamberos sobre dos precios distintos para el mercado interno y la exportación. Para las empresas, el derrumbe de los precios internacionales de la leche en polvo es un fuerte obstáculo para poder pagar un peso.
Mientras en junio último la tonelada de este producto cotizaba en 4.500 dólares, hoy se están haciendo negocios a 2.200 dólares.

Otro impedimento para que se cumpla el convenio son los enormes stocks de leche en polvo y quesos acumulados por las empresas por las trabas a las exportaciones.
El desdoblamiento en los precios se produciría a partir del próximo 10 de noviembre, y por ahora abarca sólo a las principales industrias lácteas.
Para la metodología se tomarán en cuenta los valores de las compras efectuadas en mayo de este año.

Desde la Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias Lácteas (Apymel) se indicó que a partir del 10 de noviembre, cuando comience la nueva metodología, analizarán el sistema y verán la posibilidad de adoptar esta práctica.

Temas en esta nota

    Cargando...