Apostar a tasa de interés, cada vez más tentador: se puede ganar hasta 35%

Es innegable que hoy la mayoría de los argentinos prefiere ahorrar en dólares. Sin embargo, aquellos que todavía tengan una reserva de dinero en moneda local pueden obtener rendimientos de hasta 35% anual apostando a fideicomisos. También seducen los cheques de pago diferido, con tasas de hasta 25%. En los bancos, se paga hasta 23% por un plazo fijo minorista a 30 días.

07deNoviembrede2008a las12:11

Ahorrar en dólares parece ser la alternativa más rentable –y segura– por estos días. Los analistas no se cansan de decir que el billete verde seguirá apreciándose en el mercado local, y hay previsiones que aseguran que llegará a $3,80 para fin de este año. Sin embargo, la fuerte suba que están mostrando las tasas bancarias ya comienza a tentar a más de un ahorrista, y se convierte en una oportunidad para diversificar la cartera de inversiones.

Por estos días se pueden obtener rendimientos de hasta 35% anual apostando a fideicomisos financieros, o tasas de más del 25% en cheques de pago diferido con plazos de 30 a 90 días. También los plazos fijos bancarios pasaron a ser una opción a considerar: algunos bancos están ofreciendo retornos de hasta 23% anual para colocaciones a 30 días. Por su parte, las Nobac que ajustan por la Badlar de bancos privados ofrecen tasas que rondan el 27%, y las cauciones bursátiles otorgan buenos retornos a cortísimo plazo: pagan 10% anual a 7 días.

El menú, claro, tiene su costado riesgoso: quien se anime a estos instrumentos apuesta a que la devaluación del peso no será tan fuerte como algunos analistas prevén; y prefiere pensar que lo ocurrido en la crisis de 2001/2002 con los depósitos bancarios no volverá a suceder en la era kirchnerista. Sin embargo, los retornos son interesantes, y los analistas pronostican que las tasas de interés todavía pueden subir un poco más, sobre todo si se acentúa la tendencia de dolarización de los ahorros que se viene dando desde mediados de septiembre con mucho ímpetu. Para los interesados, he aquí una guía de los instrumentos que permiten apostar a la suba de las tasas de interés en el mercado local:

- Plazos fijos: Son la alternativa más sencilla y asequible para la mayoría de los ahorristas. Y por estos días son también una opción atractiva. Según el sondeo que realiza el sitio de Internet Notibancos, las entidades están pagando tasas que van desde el 6,5% –en un banco público, como el Provincia– hasta el 23% por las colocaciones a 30 días y por un monto mínimo que suele ser de $1.000, aunque en algunos casos llega es de $500. Quien se anime a dejar el dinero inmovilizado por 60 días obtendrá un rendimiento de hasta 24%, y quien vaya un paso más y apuesta a los 3 meses, cobrará el 25% anual. La fuerte diferencia que existe entre las tasas que ofrecen los bancos públicos y los privados se debe, simplemente, a que las entidades vinculadas al Estado tienen en sus arcas fondos del Gobierno que no son retirados en épocas de turbulencia, mientras que las entidades privadas están sufriendo ahora los retiros de dinero de los ahorristas, que prefieren pasarse al dólar en tiempos de incertidumbre.

- Fideicomisos financieros: estos activos se hicieron “famosos” después de la crisis del 2001 por ser uno de los pocos instrumentos que no entraron en default, sino que cumplieron con todas sus obligaciones. En los últimos meses, sin embargo, los fideicomisos han sentido con mucha fuerza el peso de las decisiones del Gobierno local. Especialmente, los golpeó la noticia de la estatización de las AFJP, que hizo que estos instrumentos perdieran un inversor institucional clave. Por ese motivo es que las últimas colocaciones han estado pagando tasas muy altas –probablemente, las más elevadas en muchos años–. De hecho dos semanas atrás el bono Clase “A” –el más seguro– del fideicomiso Megabono XXXIII pagó una tasa del 31,5% para una colocación a 15

Temas en esta nota

    Cargando...