General Motors: en clima tenso la planta reabre el lunes

El lunes próximo General Motors reactivará la planta de Alvear luego de casi 15 días de parálisis y, una hora antes del primer turno, los trabajadores nucleados en Smata decidirán los pasos a seguir en el marco del conflicto que se desató luego de que la compañía enviara 436 telegramas de despidos, por ahora en suspenso a raíz de la conciliación obligatoria dictada por el gobierno provincial.

Por
08deNoviembrede2008a las08:16

La primera mañana del lunes será clave para la descompresión o profundización del conflicto. A esa hora tendrá que llegar el detalle de una propuesta que ejecutivos de GM y dirigentes del Smata continuarán discutiendo durante todo el fin de semana. La última reunión entre las partes, junto con los funcionarios del Ministerio de Trabajo, fue ayer a la mañana.

El encuentro terminó de forma abrupta cuando el sindicato denunció que la compañía había violado la conciliación obligatoria al enviar telegramas a 200 empleados de planta permanente que habían sido despedidos, anunciándoles que pasaban a situación de suspensión y que pasaban al mecanismo del banco de horas.

Si bien en principio esta postura parecería un pequeño paso atrás respecto del despido, el gremio encendió el alerta en función de la posibilidad de que la medida signifique en realidad una maniobra para preservar al personal contratado y terminar echando "por goteo" a los efectivos más antiguos. De todos modos, por la noche, voceros de la compañía explicaron que su accionar fue "malinterpretado" .

Herméticas, las negociaciones entraron en el desfiladero. El gremio propone agotar los mecanismos de suspensiones, reducción y rotación horaria para garantizar el ingreso de todos los trabajadores, con el objetivo de preservar al personal fijo despedido, mediante el sistema de banco de horas, con la intención de reinsertarlo en la palataforma productiva cuando a mediados de 2009 comience a funcionar la línea de producción del proyecto Viva. En tanto, la empresa se comprometería a respetar los contratos por tiempo determinado de los trabajadores, tratando de minimizar el impacto de las desvinculaciones.

Pero ayer la relación se tornó tensa. El secretario gremial de Smata Gabriel Bienucci, señaló que "la nueva propuesta de la patronal es aceptar la continuidad de trabajo de 200 contratados y efectivizar el despidos de otros 200 compañeros que están en calidad de efectivos".

Tras una reunión de delegados, aseguró que "el próximo lunes a las 5 de la mañana nosotros vamos a realizar una asamblea general frente a la planta industrial con la consigna de que si no entran todos no entra nadie".

"Además _agregó_ debemos considerar que todavía estamos en la etapa de la conciliación obligatoria, cuyo vencimiento es el próximo 15 de noviembre, por eso la empresa no puede prescindir de ningún trabajador y tampoco le puede impedir el ingreso a su lugar de trabajo".

Ayer, trabajadores de GM se concentraron frente a la sede de la Gobernación.

CTA. El secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, viajará a Rosario para reunirse con los dirigentes provinciales de ese nucleamiento y evaluar las acciones a seguir ante la preocupante situación e la provincia por despidos de trabajadores y amenazas de más ajustes patronales.


 

Temas en esta nota

    Cargando...