Las exportaciones son de fierro

De enero a setiembre de 2008, las ventas al exterior duplicaron a las del mismo lapso del año pasado.

Por
08deNoviembrede2008a las08:39

El mercado de la maquinaria agrícola tiene dos números para anotar en su balance de comercio internacional. En la columna de exportaciones, se anotan los US$ 233 millones, el valor de las ventas en los primeros nueve meses del año. Eso significa un crecimiento de 99% respecto del mismo período del año anterior, cuando las ventas totalizaron US$ 117 millones. En tanto, en el rubro importaciones se debe apuntar una caída de 30.900 unidades a 29.300 unidades en la compra de equipos, lo que significa una baja del 5,3% comparado con el mismo período de 2007.

Todo eso ocurrió en los nueve primeros meses de un año marcado por serios vaivenes. Basta recordar que el 2008 arrancó con buenas proyecciones hasta que en marzo llegó el conflicto del campo con el Gobierno y se plancharon las expectativas. Ahora es la crisis financiera internacional la que pone palos en la rueda a la industria fierrera.

Los datos pertenecen al último informe semanal de la consultora IES de Investigaciones Económicas Sectoriales.

En el trabajo se señala que las ventas externas "mostraron una tendencia creciente, sobre todo en el primer semestre. Ello muestra el impacto de la baja en la demanda interna en el segundo trimestre por el paro agropecuario que fue parcialmente compensada por un incremento en las exportaciones".

Sobre el total de dinero que ingresó al sector por las ventas externas, las pulverizadoras autopropulsadas fueron de las máquinas que más crecieron de un año a otro: 186% (en los nueves meses de este año se exportaron estos equipos por US$ 20,5 millones, mientras que en el mismo período de 2007 la cifra llegó a US$ 7,2 millones).

A las pulverizadoras le siguieron los tractores, con un aumento de 125% y las sembradoras con un 80%. En tanto las cosechadoras bajaron 9% sus ventas al exterior.

Pero hay más. Porque este año hubo un cambio de rumbo en el mercado externo de la maquinaria agrícola. Sucede que de enero a septiembre de 2008, Brasil fue el principal destino de los fierros argentinos, superando a Venezuela, que había sido el líder en los últimos dos años, debido a que nuestro país tiene un acuerdo de exportación hasta el 2010.

En consecuencia, Brasil representó el 43,6% de las ventas, con un crecimiento abrupto que pasó de US$ 3,8 millones en los primeros 9 meses de 2007 a US$ 101,8 millones, en el mismo período de este año.

Las causas de ese crecimiento hay que buscarlas en "la fuerte expansión en las ventas de tractores -el 95% del total- conformada por una mayor producción de la firma Agco", dice el informe.

En tanto, el mercado de importaciones experimentó rumbos distintos entre los valores y las cantidades de las compras. El monto subió este año un 50% en relación a 2007, llegando a los US$ 770,6 millones.

Pero si se lo mide en cantidades, las cifras cambian: se compraron 1.600 equipos menos.

La diferencia demuestra que "las compras externas se realizaron hacia los equipos de mayor valor relativo", señala el trabajo.

Lo que no cambió es el origen de las compras. Brasil sigue siendo el principal abastecedor de la Argentina, con una participación del 75,8% en los primeros 9 meses del 2008. Eso sí, la cifra es inferior a la del año pasado, cuando las máquinas que venían de ese país llegaban al 77,6% del total.

Lejos quedan EE.UU., con una participación del 12,4%, y Alemania, que se sube al tercer lugar del podio con un 3,3%.

Eso sí, todos los números están consolidados a septiembre, cuando recién estallaba la crisis financiera. Por eso, el mercado de la maquinaria agrícola aún puede tener sorpresas -quizás poco agradables- cuando se conozcan los balances del último trimestre del año.

Temas en esta nota

    Cargando...