Concesionarias proponen al Gobierno un plan para vender autos con bonos

Los vendedores de autos cero kilómetro quieren que los títulos públicos sirvan para pagar un modelo nuevo. También reclaman medidas conjuntas con Brasil.

Por
11deNoviembrede2008a las07:32

Frente a un panorama de fuerte caída en las ventas que se extendería al año próximo, las concesionarias le propusieron al Gobierno permitir la venta de autos con títulos públicos, un esquema ideado para la crisis del 2002 que le dio a los clientes la chance de comprar un cero kilómetro con Boden 2012.

En aquel momento, el Ministerio de Economía a cargo de Roberto Lavagna dispuso esta medida para fomentar una industria que se encontraba en su peor momento, con una producción que arañaba las 80.000 unidades y con ventas afectadas por la recesión y la devaluación.

Si bien el actual escenario es diferente, los empresarios sostienen que la situación va camino a agravarse. Estiman que el sector no cumplirá con el objetivo de las 620.000 unidades producidas y que se llegará a las 600.000 para fin de año. Además, aseguran que en el 2009 el techo será de 500.000 vehículos.

“Presentamos la propuesta al secretario de Industria, Fernando Fraguío, la semana pasada, y esperamos que nos respondan afirmativamente porque se trata de una medida que nos permitirá mantener los niveles de venta y así preservar el empleo del sector”, sostuvieron desde Acara, la entidad empresaria que agrupa a las principales concesionarias del país.

En líneas generales, el plan es similar al ideado por Lavagna durante la presidencia de Eduardo Duhalde y que le permitió a los argentinos pagar parte o todo el valor de un vehículo en bonos del Estado por entonces en default. El Gobierno los tomaba a su valor técnico. Es decir, los rescataba en dólares y los pesificaba a $ 1,40 más CER e intereses. Luego, el comprador acordaba con el concesionario el precio del auto y la forma de pago: todo en bonos o una parte en bonos y la otra en efectivo.

Si el auto valía $ 15.000 y el comprador pagaba $ 10.000 en Boden, debía entregar 5.524 bonos a 1,81 y el resto en efectivo.

Entonces, el Gobierno recibía los bonos, comprobaba la legalidad del trámite y le giraba al concesionario los $ 10.000 restantes. Y el comprador recibía su auto.

En este nuevo plan presentado por Acara aun faltaría definir qué título podría ser utilizado. Para los concesionarios, esta operatoria le permitiría al Gobierno rescatar deuda y recuperar parte del dinero mediante el IVA e Ingresos Brutos.

Por otra parte, ayer viajó a Brasil, Dante Álvarez, titular de Acara, para participar de reuniones con sus pares de ese país. El motivo es encarar otras medidas conjuntas que abarquen a ambos mercados. “Nuestra industria está muy atada a los vaivenes de Brasil, así que se precisan acciones globales”, argumentaron en la entidad.

También reconocieron que, mas allá de las variantes acercadas por Acara, el Gobierno analiza aplicar medidas para estimular la venta de automóviles y de esa manera hacer frente al impacto de la crisis financiera global en el sector que principalmente afecta a las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, donde se encuentran radicadas las terminales.

En este sentido, el gobernador cordobés Juan Schiaretti, en diálogo con la radio Cadena 3, admitió que en la Nación “se están evaluando alternativas para promover la demanda de vehículos”. También sostuvo que su provincia plantea la necesidad de que las medidas que se adopten sean coordinadas con Brasil. “Para Córdoba es importante el nivel de venta que haya en Brasil. De ahí que le hayamos planteado al secretario de Industria de la Nación que las medidas que se pongan en marcha para sostener la venta de autos sean en conjunto con Brasil, porque así no perderían producción las fábricas”, señaló.

Por Andrés Sanguinetti.

Temas en esta nota

    Cargando...