Nuevas víctimas corporativas arrastran a un Wall Street ilusionado con el megaplan chino

De menor a mayor y viceversa, los inversores se entusiasmaron con el paquete de ayuda del gobierno chino, pero, en parte, no dudaron en vender ante la avalancha de malas noticias corporativas. Los analistas señalan que era “esperable“ y que comienzan a verse algunos cambios en la plaza.

Por
11deNoviembrede2008a las07:40

No es que los estadounidenses descrean de los cuentos chinos. Es más, desde el año 2.679 antes de Cristo, que China se ha encaramado en la cima misma del arte de contar cuentos.

En el ombligo mismo de Wall Street dicen que no. Es más: ayer le daban mayor “crédito” –¡ay!– a esta noticia importada de oriente, antes que a las pálidas que llegaron del sector corporativo y que le restaron impulso a la jornada.

Es que en la tierra del Tío Sam, ya descontaban que de General Motors, AIG, Fannie y Circuit City no podía venir otra cosa que malas noticias.

De todas formas, no dio para la foto. El Dow Jones perdió 0,82 %, pese al anuncio del gobierno chino de que pondrá en marcha un plan multimillonario para reactivar su economía. Serán u$s 586.000 millones. Para los del dragón rojo, el dinero deberá durar hasta finales de 2010. El propósito será facilitar la inversión y el consumo interno y contrarrestar los efectos negativos de la crisis financiera.

Inicialmente Wall Street respondió al plan de estímulo chino con fuertes subas. Descontaban los efectos benéficos que traerá la medida. Pero el optimismo inicial se evaporó.

Las acciones de General Motors (GM) fueron las que más descendieron en el Dow al descender 22,94% y tocar su nivel más bajo en 62 años. A la fuerte caída registrada por los títulos de la empresa automotriz contribuyó el hecho de que los analistas de Barclays Capital y Deutsche Bank redujeran sus cálculos sobre el precio objetivo de los títulos de GM hasta u$s 1 (ayer cerró a u$s 3). Para los analistas consultados, en los próximos meses la compañía no podrá continuar con sus operaciones y deberá declararse en bancarrota, a no ser que reciba una inyección de dinero.

A lo de GM se sumó que el Gobierno estadounidense ha elevado a más de u$s 150.000 millones de dólares su intervención en la aseguradora AIG. La acción de la compañía subió 8% a pesar que se anunciaron una pérdida de u$s 24.468 millones para el tercer trimestre, pero la lectura del mercado fue negativa. En esta línea los títulos del gigante hipotecario Fannie Mae bajaron un 2,7%, tras informar que en el tercer trimestre perdió u$s 28.994 millones.

Otra que no ayudó fue que la NYSE suspendió la negociación de las acciones de Circuit City, la segunda mayor cadena de tiendas de productos electrónicos de EE.UU., que anunció que se someterá a la ley de protección de quiebra

La línea principal de los analistas dice que las malas noticias eran todas esperables.“Ya sabíamos que General Motors estaba mal, que Fannie traería un balance con pérdidas o que AIG iba a necesitar un mayor respaldo del Gobierno”, dijo Walter Molano, de BCP Securities.

En cambio, Molano señaló que las medidas como la que adoptó el Gobierno chino están ayudando a “limpiar el inventario” y que, en su opinión, “la expectativa es positiva y la plaza ya ha comenzado a acomodarse”.

Para Alberto Bernal León, jefe de estrategia macroeconómica de Bulltick CM., la medida de China incrementará el crecimiento del producto bruto mundial y reducirá los problemas de inflación en el futuro.

Según Bernal, “debido a la naturaleza autoritaria del sistema político chino, es probable que la medida se materialice rápido, ya que no hay necesidad de que otros sectores deban aprobarla”. Bernal sostiene que “ésta es una buena noticia para la perspectiva del crecimiento de la economía global y del precio de los commodities”.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...