"El cambio de presidente en EE.UU. no modifica la economía mundial"

Obama genera entusiasmo pero no alcanza.

Por
11deNoviembrede2008a las07:44

Si bien Barack Obama genera ilusión y esperanzas en el mundo financiero, el turbulento escenario global continuará siendo el paisaje que acompañe los primeros pasos del electo presidente de EE.UU.. “Estamos en una crisis de las que nos va a costar varios años salir”, dice Benito Berceruelo, consejero delegado de Estudio de Comunicación España, una consultora que asesora a empresas en las distintas operaciones del mercado de capitales.

–¿Cuánto peso tiene el electo presidente de EE.UU. para los mercados?

–Los mercados financieros tienen dos condicionantes. Se mueven mucho por motivos psicológicos o de confianza y luego por ilusión de futuro. La victoria de Obama aporta confianza e ilusión. Las encuestas decían que ganaba en EE.UU. pero donde lo hacía claramente era en el mundo, porque se le reclamaba un cambio al país líder del mundo. Creo que es bueno para la economía internacional. El mundo financiero necesitaba esto.

–¿El mercado puede empezar a adelantarse a un escenario más positivo?

–La crisis es muy grande, por lo tanto no van a haber soluciones de corto plazo. Cambiar el presidente no va a modificar la economía mundial, ni los bancos van a dejar de tener problemas... Pero si Obama profundiza las medidas que tomó siendo oposición será una buena política de largo plazo.

–¿Cómo ven los empresarios a Obama?

–Los mercados empresariales siempre fueron más republicanos que demócratas, porque coincidían con sus intereses. Pero el mundo empresario está desconcertado y asustado porque sus intereses no dieron resultado en los últimos años. Por lo tanto, hay una cierta esperanza frente a un cambio, siempre y cuando no sea un cambio de péndulo donde el Estado sea más intervencionista. Los dos partidos son liberales, pero los empresarios reconocen que esa libertad llevada a ultranza a los mercados generó lo que tenemos hoy.

–¿Hay temor a un exceso de regulación?

–La mayor preocupación es que el exceso de proteccionismo altere las reglas de competencia. Cuando compiten los bancos, como algunos intervenidos por el Estado, la pelea no es pareja. Existen dos temores claros, que el intervencionismo se pase al otro lado o que rompan las igualdades de mercado. Porque una entidad cuyo socio mayoritario es un gobierno compite con mayor fortaleza que un banco donde los inversores son particulares.

–¿Europa está en recesión como EE.UU. o todavía puede evitarlo?

–Está teniendo una difícil situación. Cuatro países ya están en recesión económica, y hay otros –los que lideran el bloque– con serios problemas (Alemania, Inglaterra, Francia y Italia). Pero a cada país le afecta la crisis de distinta manera. Por ejemplo, en Inglaterra y España el tema inmobiliario está afectando más; mientras que en Alemania impacta por el lado financiero; y en Francia se ve más clara la crisis por el lado del consumo. El resultado es que el euro bajó bastante, lo que demuestra que la confianza global sobre Europa en conjunto decreció. Estamos un una crisis de las que nos va a costar varios años salir. Y en ese sentido, tanto Europa como EE.UU. están en igualdad de condiciones. 

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

    Cargando...