Campo y Gobierno: cruces por US$ 664 millones perdidos

Se desaprovecharon los precios record.

Por
12deNoviembrede2008a las06:48

El Gobierno y el campo se acusan por la pérdida de US$ 664 millones en exportaciones. La cifra surge de haber vendido más de 7 millones toneladas de trigo y maíz después de julio, desaprovechando los buenos precios que tenían esos cereales hasta mitad de año. Según Confederaciones Rurales, la oportunidad se perdió porque el Gobierno trabó las ventas al exterior. Pero la ONCCA sostiene que fue por el lock out agrícola. También se echan la culpa por la menor superficie sembrada para 2009.

Algo más de siete millones toneladas de trigo y maíz que podrían haberse exportado antes de julio se vendieron después de ese mes. El retraso no hubiese sido tan significativo si no fuera porque, en el medio, los precios internacionales de los cereales cayeron fuertemente al ritmo de la crisis financiera. Según las estimaciones de Confederaciones Rurales (CRA), no haber vendido a tiempo esas siete mil toneladas representó para el país una pérdida de 664 millones de dólares.

La pérdida de ingresos desató un nuevo choque entre el Gobierno y los ruralistas. Es que los últimos sostienen que las ventas no se hicieron a tiempo para aprovechar los buenos precios por las restricciones que fue sumando el Ejecutivo para las exportaciones agropecuarias.

Y la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario argumenta que los productores retrasaron sus ventas por propia iniciativa en medio del lock out agropecuario contra las retenciones móviles.

El cálculo de CRA es el siguiente: hubo 3,8 millones de toneladas de trigo y otras 3,4 millones de toneladas de maíz que se vendieron al exterior después de julio. Desde ese mes, el precio FOB del trigo cayó US$ 130 por tonelada y el del maíz, US$ 50. Con esas diferencias, el país --en particular los exportadores, aunque de modo indirecto también el Fisco y los productores-- ingresaron US$ 664,14 millones menos que los que hubieran cobrado vendiendo la producción mientras había mejores precios.

"En marzo de 2008, las entidades (agropecuarias) solicitaron la apertura de las exportaciones de trigo y de maíz" argumentando que todavía quedaba un saldo exportable de casi siete millones de toneladas de ambos cerales, señaló CRA en un documento que difundió esta semana.

"La negativa inmediata (por parte del Gobierno) y la posterior apertura de las exportaciones con cuatro meses de retraso hicieron que tanto el productor como el Gobierno desaprovecharan los buenos precios internacionales provocando una pérdida millonaria de ingresos en dólares", agrega el documento.

La ONCCA salió a responder ayer con un comunicado que, en rigor, no desmiente lo que dice CRA en cuanto a los menores ingresos, aunque subraya que, tomando los datos de enero/octubre, tanto las exportaciones de trigo como las de maíz fueron este año superiores a las de 2007.

Y, sobre todo, acusa a los ruralistas por las pérdidas: "omiten decir que fueron los mismos productores los que decidieron no vender durante el lock out agropecuario siguiendo las recomendaciones de sus propios dirigentes".

Por Javier Rodríguez Petersen.

Temas en esta nota

    Cargando...