Advierten que el fallo por la libertad sindical podría complicar las negociaciones salariales

Especialistas consultados por lanacion.com plantearon que se podrían multiplicar los actores que pretendan participar en las paritarias y que habrá más enfrentamientos entre gremios; no obstante, elogiaron la medida y cuestionaron la reacción del Gobierno.

12deNoviembrede2008a las17:19

"Muchos hablan de que el fallo de la Corte es un ataque al corazón sindical, pero nadie habla del golpe al corazón de las empresas". La frase sintetiza la reacción que la resolución del máximo tribunal, -que ayer estableció que cualquier trabajador puede ser delegado gremial aún sin estar afiliado a un sindicato-, generó entre especialistas en derecho laboral.

Los abogados consultados por lanacion.com no dudaron en elogiar la decisión de la Corte Suprema y en destacar que se trata de un "avance importantísimo" en materia de respeto por los tratados internacionales suscriptos por la Argentina, como el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que invoca el fallo del máximo tribunal. No obstante, coincidieron en que, tendrá efectos "no deseados" como un inevitable aumento de la conflictividad sindical, mayores enfrentamientos hacia adentro de los gremios y mayores dificultades para negociar salarios. Además, enmarcaron todas estas posibles consecuencias en el panorama económico sombrío que diagnosticaron para el año próximo.

Más comensales, la misma torta. "En vez de negociar con uno o dos gremios, las empresas van a tener que hacerlo con todos los que quieran ejercer el derecho de ser delegados. Se va a multiplicar la cantidad de voces. No sólo se perjudicará el empresario, sino también el nivel de actividad y más si pensamos en un año crítico como va a ser el 2009", planteó el abogado laboralista Mario Biscardi.

El especialista apeló a una imagen para graficar su pensamiento. "Es muy simple, va a haber más comensales para sentarse en la misma mesa y frente a una torta más chica. Es como si se ampliara la fumata que elige al Papa", explicó.

Sin embargo, no descartó que el Ministerio de Trabajo elabore "algún tipo de reglamentación" que ordene la relación entre los sindicatos. Sobre todo, porque no dudó en que, a partir del fallo de la Corte "va haber más gremios". También vaticinó que, en este marco de mayor segmentación sindical, "no va a ser nada fácil manejar la convivencia" entre viejos y nuevos gremialistas.

Paritarias ampliadas. Marcelo Aquino, por su parte, consideró que la primera consecuencia palpable del cambio que supone el fallo de la Corte se notará en la conformación de paritarias para la negociación de salarios.

"Sin duda, va a cambiar la estructura de las paritarias. Habrá que ver qué criterio adopta el Ministerio de Trabajo, pero lo más probable es que los nuevos representantes sindicales pidan formar parte de la paritaria para negociar los convenios colectivos, y van a estar en todo su derecho", advirtió el laboralista.

El también especialista en derecho laboral, Juan Carlos Mariani, destacó que, aunque se refiere únicamente a la situación de los delegados gremiales, el fallo de la Corte, "deja abierta la puerta" para que "se avance" sobre otros puntos que consideró cuestionables de la ley de asociaciones sindicales (23.551). "Esta es la punta del iceberg", resumió.

Además, coincidió con sus pares en que se extenderá el número de actores que pidan intervenir en las negociaciones, lo cual, aseguró "terminará afectando a los empresarios". "Si mañana una nueva asociación sindical se presenta y pide participar en una negociación colectiva le van a tener que dar espacio y los empleadores van a terminar siendo los patos de la boda. Si cualquier organización puede elegir delegados, puede llegar a pasar que haya tantos delegados como sindicatos".

Adaptar el resto. En este punto, Mariani señaló que aunque el fallo "es muy elogiable

Temas en esta nota

    Cargando...