La crisis afecta la molienda de soja - Por Flavia Rossi (*)

Para la campaña 2008/09 el Usda recortó el potencial de molienda local de 37 millones a 36,2 millones de toneladas.Además del freno en la demanda mundial, el aceite de soja tendrá una fuerte competencia por parte de los derivados de palma, colza y girasol.

Por
14deNoviembrede2008a las07:13

La baja internacional de los precios de los granos y la crisis financiera impactarán directamente sobre el nivel de producción de oleaginosas que habrá en Sudamérica.

El lugar más afectado por ahora es Brasil, donde ya se perdieron 2,5 millones de toneladas potenciales y se retrocedería un millón de toneladas respecto a 2008 (se estiman 60 millones de toneladas). Aunque todavía parece posible que Argentina se expanda en 4,3 millones de toneladas por el crecimiento de área (se llegaría a 50,5 millones de toneladas) y que Paraguay, Bolivia y Uruguay en conjunto contribuyan con más de un millón de toneladas adicionales, no se descartan recortes a medida que avance la siembra en la región.

La actual coyuntura no sólo atenta sobre la oferta sino que también amenaza a la demanda. Durante los últimos cuatro años el consumo de aceite creció a una tasa del seis por ciento por año y el de harina cinco por ciento, lo que obligó a procesar más del 90 por ciento de la campaña 2007/08 para abastecer a la demanda, de poco más de 80 por ciento en años anteriores.

Para el ciclo 2008/09 se prevé un brusco freno en el crecimiento de la demanda. La superproducción de trigo y los sombríos pronósticos de la economía mundial están poniendo nerviosos a los integrantes de los mercados cárnicos y forrajeros.

El gobierno de Estados Unidos anticipa que la producción de carne de cerdo caerá y que la industria aviar crecerá al mínimo en ese país durante 2009, lo que sumado a las menores perspectivas de exportación de carne conforman un complicado panorama para la industria forrajera.

"La debilidad del consumo forrajero afecta la perspectiva de molienda de soja 08/09" sentenció esta semana el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) en un reporte del mercado de oleaginosas. Lo que dejó bien en claro dónde está el peligro. Además, el aceite de soja tendrá una fuerte competencia por parte del aceite de palma, de colza y de girasol, productos que durante 2009 tendrán mayor participación en el comercio.

La combinación de estos factores hace suponer que durante la campaña 2008/09 el consumo de aceite y de harina crecerá sólo uno por ciento, lo que consecuentemente desestimulará la producción de esos bienes.

Es sabido que la industria de crushing (molienda) argentina perdió la oportunidad de moler tres millones de toneladas por el conflicto de este año, con lo que en términos anuales sólo lograría expandirse en un millón de toneladas. La noticia es que la coyuntura actual también está amenazando la producción del ciclo próximo.

El ajuste fue generalizado. El Usda recortó 800 mil toneladas el potencial de molienda de Argentina: pasó de 37 millones a 36,2 millones para la campaña 2008/09; otras 400 mil toneladas en Brasil y casi 500 mil toneladas en Estados Unidos. En términos globales, el mundo molería apenas algo más de un millón de toneladas adicionales, de una campaña que crecería en casi 15 millones de toneladas de un año a otro.

Esta desaceleración afectará especialmente a Argentina, principal exportador de aceite y harina del mundo que colocará más poroto sin industrializar en el resto del mundo y desaprovechará las ventajas competitivas que ha construido con las inversiones de los últimos años. Además de tener que competir en un mercado forrajero que se anticipa mucho más agresivo.


(*)Analista de mercados de fyo.com
frossi@fyo.com

Temas en esta nota

    Cargando...