Primer contacto de Cristina en EE.UU. con gente de Obama

Se reunió con la ex secretaria de Estado Madeleine Albright, representante del presidente electo en la Cumbre. Y con el senador demócrata Christopher Dodd, quien aseguró ante Clarín: "La buena noticia es que la puerta ahora está abierta".

15deNoviembrede2008a las03:55

En medio de un clima muy crítico con respecto a su gobierno, Cristina Kirchner aprovechó su viaje a Washington para entablar relaciones con varios representantes del presidente electo demócrata Barack Obama.

Después de la tensión provocada por el caso Antonini en la relación con el gobierno de George Bush, Cristina se reunió ayer por la tarde con la ex secretaria de Estado Madeleine Albright, representante de Obama en la Cumbre del G-20 y con el asesor principal de Obama para América latina, Dan Restrepo. Por la mañana tuvo una reunión con el senador demócrata Christopher Dodd, un hombre de conocida preocupación por la región, y hoy se reunirá con el presidente del subcomité para el hemisferio de la Cámara de Representantes, el demócrata Ellio Engles.

A la salida de la reunión, Albright evitó a la prensa. "Están bajo instrucción estricta de no hablar durante el período de la transición", explicó el canciller Jorge Taiana. El embajador Héctor Timerman, encargado de los contactos con los demócratas, participó de las reuniones de la Presidenta.

Un miembro de la delegación dijo a Clarín que fue "una reunión muy buena. Cristina estaba muy contenta, muy satisfecha". Y agregó que estuvieron en la reunión junto a Albright el ex representante republicano Jim Leahy, que también representa a Obama en la Cumbre y Restrepo. "Puede decir que la reunión con Albright estuvo en la línea de la reunión que tuvo por la mañana con el senador demócrata Christopher Dodd".

La reunión con Dodd tuvo lugar en le hotel Hyatt, donde Cristina está alojada. Presidente del Comité de la Banca del Senado y miembro de su Comité de Relaciones Exteriores, Dodd es un hombre de Obama de la primera hora.

En respuesta a una pregunta de Clarín, Dodd dijo que esperaba que en cuanto asuma el nuevo gobierno, las relaciones con Latinoamérica vayan a mejorar y que Cristina puede ser un buen interlocutor en la región. "Tengo mucho respeto por ella - dijo Dodd-. Tiene buenas relaciones con sus colegas en las Américas y conoce muy bien nuestro país". "La buena noticia es que la puerta está ahora abierta", aseguró.

De hecho en una entrevista con esta corresponsal, Restrepo había anticipado voluntad de acercamiento, aunque también que todo dependerá de lo que quiera hacer Argentina con su relación con EE.UU. "Para dónde va Argentina influirá. La situación en un país siempre afecta la relación bilateral", señalo entonces Restrepo. "La situación en Argentina es algo que estamos siguiendo con interés. Pero tenemos que ver hacia dónde van. Queremos tener una relación positiva, queremos restablecer una relación bilateral para conversar, intercambiar opiniones aunque no siempre vamos a estar de acuerdo. Esto hace parte de querer tener una política sensata para la región. Obviamente en eso entra la Argentina", agregó.

Convencido de que EE.UU. debe tener una buena relación con la región, Dodd dijo que está presionando para que Obama viaje lo antes posible a nuestros países.

La pregunta es si esa primera gira incluirá o no a la Argentina. A juzgar por la nota que publicó ayer The Economist, Argentina ha perdido influencia en el mundo y ni siquiera merece estar en el G-20. El Grupo, dijo, "excluye una economía grande con un sistema de regulación financiera admirable, como España, pero incluye a un país mediano que se ha vuelto irrelevante para las finanzas globales producto de sus propios desmanejos como la Argentina".

Un día antes, el New York Times había dicho que "el gobierno peronista de Cristina Fernández de Kirchner ha perdido credibilidad en los mercados internacionale

Temas en esta nota

    Cargando...