Alerta la Rural por la suba de la carne

El precio de la carne en góndola casi se triplicó de enero de 2002 a abril de 2008 (al pasar de casi $ 3,50 a más de $ 11 por kilogramo), mientras los valores pagados a los ganaderos por la hacienda en pie se duplicaron, al pasar de $ 0,85 a un poco más de $ 3 en ese mismo período, según un trabajo de Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Por
17deNoviembrede2008a las07:07

Esto significa que la suba de la carne experimentada en los últimos cinco años no se tradujo en mayores ganancias para los ganaderos, de acuerdo con la Sociedad Rural.

"En 2005 el ganadero tenía una participación de casi el 30 por ciento del total del valor pagado por el consumidor, mientras ahora apenas roza el 20 por ciento", dijo Ambrosetti. "¿Quién se queda con la diferencia entre el precio al productor y el precio que paga el consumidor?, nos preguntamos. La respuesta obvia es que los productores no", agregó el economista.

Ambrosetti además dijo que este desfase de precios desalienta la cría y la invernada de ganados, y lleva al país camino a convertirse en un importador de carne. "La tendencia a liquidar hembras lleva ya 24 meses y el proceso va a continuar en 2009, ya que los criadores están produciendo a pérdida. Además, por el incremento de los costos de producción del novillo en casi un 35 por ciento, la invernada también ha dejado de ser rentable", alertó Ambrosetti.

"A este paso, la Argentina puede convertirse en 2011 en un importador de carnes y aumentarán más los precios al consumidor. Además, el país desaparecerá del mercado de exportación de carnes de calidad, perdiendo divisas y empleos en el camino", dijo Ambrosetti.

Temas en esta nota

    Cargando...