La venta de autos usados cayó en octubre un 4% por la crisis

En el sector advierten sobre una posible tendencia a la reducción en los precios.

Por
17deNoviembrede2008a las07:28

La crisis financiera internacional, que en un primer momento había impactado en las terminales automotrices, con despidos y suspensiones de trabajadores, ahora llegó a los concesionarios.

Las ventas de vehículos usados alcanzaron en octubre a 121.521 unidades, lo que significó una caída de 4% en comparación con el mismo mes de 2007, según la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

La entidad empresaria precisó que durante los primeros diez meses del año se comercializaron 1,2 millones de unidades, es decir, un 7% más que en igual período del año pasado. Este último dato es en el que se basan los empresarios del sector para transmitir una visión optimista sobre la evolución del mercado durante los últimos años.

"El mercado de usados sigue creciendo, ya que las ventas, pese a estos retrocesos, se siguen incrementando ininterrumpidamente de 2002 a la fecha, y este año incluso ya superan las de 2007, cuando se vendieron un total de 1.135.086 vehículos. Las expectativas de venta para 2008 no se derrumbaron, tan sólo cambiaron", dijo el presidente de la cámara, Alberto Príncipe.

"Cuando se hacen proyecciones se toma el año anterior. Indudablemente este año no es similar a 2007, que no tuvo crisis del campo ni crisis financiera mundial", añadió el empresario.

El jefe de la CCA además advirtió sobre una probable baja de precios en su mercado. "Un factor que puede dinamizar el mercado del usado es la normalización de la entrega de autos cero kilómetro y las bonificaciones que se están realizando sobre éstos, que influyen para que el precio del auto usado comience también una lenta baja."

Según el informe de la cámara, la provincia de Buenos Aires se mantuvo en octubre al frente del ranking de venta de autos usados, con 46.308 unidades. En el segundo lugar se produjo un cambio, ya que esta vez la provincia de Córdoba, con 15.357 vehículos vendidos, desplazó a la Capital Federal, donde se comercializaron 14.935 autos. El cuarto lugar correspondió a la provincia de Santa Fe, con 11.132 unidades.

Primeros signos
El primer signo de que la crisis financiera estaba llegando a las ventas de coches se conoció hace poco más de una semana, cuando la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) informó que en octubre las terminales radicadas en el país vendieron a los concesionarios 48.019 vehículos, un 3,9% menos que en igual mes de 2007.

El dato contrastaba con la tendencia registrada durante los primeros diez meses del año, cuando la venta mayorista creció un 18,2% en términos interanuales y totalizó 416.469 unidades.

Las estadísticas de Adefa, además, mostraron una fuerte desaceleración en la producción de vehículos nacionales y en la exportación de unidades fabricadas en las terminales radicadas localmente. La producción, que en los primeros tres trimestres había crecido a un ritmo de 23,8% contra igual período del año anterior, en octubre apenas subió 5,1% interanual (cerró en 58.072 vehículos).

Desaceleración
El mercado de la exportación también está sintiendo los efectos de la crisis, sobre todo por la ralentización de la demanda de Brasil. En los primeros nueve meses de 2008 las ventas al exterior habían registrado una expansión acumulada del 23,2%, mientras que en octubre el crecimiento interanual se redujo al 12,8 por ciento.

A su vez, la desaceleración de las ventas en la Argentina ya se tradujo en una vuelta de las promociones que ofrecen los concesionarias para incentivar la demanda. En promedio, las casas del rubro están trabajando con descuentos del 5 al 10% en los precios de lista para que los clientes acepten concretar las operaciones.

Temas en esta nota

    Cargando...