Cae Wall Street y el resto de los mercados tras la cumbre del G20

El Dow Jones pierde 1,6% y el Nasdaq, 1,8% en la apertura. El Merval retrocede 2,5 por ciento, en línea con las plazas de la región y Europa. En Asia hubo cierres mixtos.

17deNoviembrede2008a las12:54

Los mercados iniciaron la semana bursátil con escepticismo tras la reunión del Grupo de los 20 (G20) que se celebró el sábado en Washington para definir medidas contra la crisis internacional.
 
Wall Street inició la jornada bursátil con fuertes caídas. El Dow Jones pierde 1,6%; el Nasdaq, 1,6, y el S&P, 1,1 por ciento.

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires también opera con tendencia negativa. El índice Merval cae casi 2,5 por ciento, en sintonía con el resto de los mercados del mundo.
 
En América Latina, el índice Bovespa de la bolsa de San Pablo retrocede 2,6 por ciento. Asimismo, en la plaza cambiaria de ese país, el real se depreciaba un 1,3 por ciento en la mañana del lunes, siguiendo los mercados externos, golpeados por la noticia de que Japón se encuentra en recesión.
 
El real cotizaba a 2,302 por dólar, ante 2,271 al cierre del viernes, cuando se valorizó un 4,6 por ciento.

Las acciones europeas extendían sus pérdidas el lunes, por una caída de los títulos bancarios y de los papeles de Volkswagen , que se hundían un 10 por ciento tras informar que sus ventas de vehículos cayeron en octubre.
 
La Bolsa de Valores de Tokio comenzó su jornada con pérdidas, pero se recuperó con el correr de las horas. Finalmente, el Nikkei, índice que agrupa los principales 225 valores del mercado nipón, ganó un 0,71 por ciento. Por su parte, el Topix, más amplio, subió un 0,42 por ciento.
 
Además, en Hong Kong, el Hang Seng pierde un 0,51%, en China, el CSI 300 sube un 2,24%, mientras que en Korea del Sur, el Kospi pierde un 0,91 por ciento.
 
Finalmente, el australiano S&P/ASX 200 cae un 2,54por ciento.
 
La cumbre del G-20
Los líderes del G-20 concordaron en que se necesitan rápidamente planes de gasto público para estimular el crecimiento, pero no se comprometieron a realizar una acción coordinada y hubo diferencias aparentes sobre cómo regular a la industria financiera, en áreas como los fondos de cobertura.

"Estamos determinados a reforzar nuestra cooperación y a trabajar juntos para restaurar el crecimiento global y lograr las reformas necesarias en los sistemas financieros del mundo", dijeron los líderes de más de 20 países industrializados y en desarrollo tras la cumbre.

En un avance histórico, acordaron que los países emergentes deben tener voz en el funcionamiento de la economía mundial y evaluarán maneras para darle a esas naciones más poder en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Presidentes y primeros ministros de las potencias del siglo XX se reunieron por primera vez en una cumbre del G20 con los nuevos jugadores económicos, como la colosal exportadora China y la rica en petróleo Arabia Saudita. Se congregaron en un museo de Washington, alrededor de un gran mapa del mundo, tratando de destacar la naturaleza global del plan de rescate que buscan.

El presidente de los EEUU, George Bush, catalogó el encuentro del que fue anfitrión como un éxito, debido a que los líderes acordaron políticas pro crecimiento.

"Hace sentido salir de aquí con un plan de acción firme (...) y también hace sentido decirle a las personas que hay más trabajo por hacer y que habrá más encuentros", afirmó Bush a periodistas.

En muchas partes del mundo han aumentado las señales que apuntan a una profunda desaceleración económica. Datos mostraron la semana pasada que la zona euro se encamina hacia una recesión, a los que se sumaron cifras que revelaron un incremento del desempleo en los EEUU y en otras naciones y una desaceleración en las economías emergentes.

Mientras se desarrollaba el encuentro, el FMI acordó otorgar u

Temas en esta nota

    Cargando...