La ONCCA regula el mercado, pero sin intervenir

El organismo ha venido siendo blanco reiterado de las acusaciones de la dirigencia agropecuaria, que rechaza muchas modificaciones introducidas. Su titular asegura que existe un gran desconocimiento y altos niveles de evasión, nada nuevo en el comercio de granos y carnes.

20deNoviembrede2008a las07:10

El presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Ricardo Echegaray, quien permaneció ayer en la ciudad para dejar inaugurada una agencia del organismo sostuvo en diálogo con "La Nueva Provincia" que los argentinos no deben dejarse engañar con el mensaje que intenta mostrar al Estado entorpeciendo la actividad exportadora, cuando en realidad de lo que se trata es de intentar exportar sin ningún tipo de control e incumplir con los recaudos legales necesarios.

 "La Argentina no puede tomar en una situación de crisis alimentaria mundial decisiones macroeconómicas, si no tiene declaraciones juradas presentadas por los operadores de la cadena", manifestó el funcionario.

Agregó, que "si los productores se sientan encima de los granos y no declaran las toneladas cosechadas, no se puede trabajar en base a estimaciones".

Abundó incluso en este concepto y señaló que aún con estimaciones, se decía que la campaña 2007-2008 reuniría 16 millones de toneladas, cuando "ahora vemos que se llegará a 17.200.000 toneladas".

"Hubiera sido más sensato declarar el grano que tenían y tener la autorización para exportar. Mientras no declaren, nosotros no podemos adivinar que es lo que efectivamente se cosechó", manifestó el puntaltense.

Afirmó que por obrar en base a estimaciones en la Argentina se han cometido errores que desembocaron en subas de precios y escalada inflacionaria, porque el último eslabón de la cadena, la industria, aduce reducción de oferta y aumenta los precios.

La inauguración de la agencia Bahía Blanca de la ONCCA, ubicada en Saavedra 327, se inscribe en el proceso de descentralización que lleva adelante el organismo, con el objetivo de ganar agilidad en la gestión de trámites, permitiendo a los operadores llevar adelante todos los trámites que antes se hacían en Capital Federal.

Echegaray reconoció la existencia de fuertes distorsiones de precios en la cadena de valor agroalimentaria, pero manifestó que la ONCCA se limita a regular en busca del equilibrio, pero sin intervenir, ya que se trata de un organismo residual de lo que fue antiguamente la Junta Nacional de Granos.

-- Echegaray, el reclamo de la producción sigue centrado en un Estado que es socio en las ganancias, pero es ciego para ver qué está pasando en los demás eslabones de la cadena como la industria o el supermercadismo.

--Desde la ONCCA creo que venimos transparentando la gestión de un sector que siempre ha mantenido un alto grado de informalidad. Pero nosotros trabajamos la cadena industrial, no la boca de expendio.
"De todos modos, hay mucho desconocimiento. Ayer un grupo de productores locales se enteraron por nosotros que los registros de exportación de trigo sólo estuvieron cerrados unos días en el mes de mayo, y que lo ocurrió es que no estaba el físico. El año pasado la Argentina exportó 7,9 millones de toneladas, pero este año ya lleva 10,6 millones de toneladas.
"Lo que ocurrió acá es que muchos productores se dejaron llevar por las definiciones de la Mesa de Enlace y hoy la realidad les juega en contra", manifestó.

-- ¿La gestión de los ROE, en especial el rojo, amplía las facultades de fiscalización de esta agencia a otros campos ajenos al administrativo?

--En líneas generales la tramitación de los ROE --blanco, rojo y verde-- se iniciará aquí con un cruce de bases de datos con otros organismos del Estado, y luego la fiscalización ex post la harán funcionarios de Inspección de esta agencia. Ellos verán que no existan inconsistencias en las declaraciones juradas. Los controles serán s

Temas en esta nota

    Cargando...