El plan "Comé queso" de Moreno no tuvo éxito

La promoción hecha por Comercio Interior no aumentó las ventas.

20deNoviembrede2008a las07:28

Oficialmente no tiene nombre, pero algunos industriales lácteos ya se animaron a bautizarlo "operativo queso". Es otra iniciativa del polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y persigue un objetivo aparentemente noble: que la población aumente su consumo de este producto en los supermercados y, de este modo, las pymes puedan comercializar los quesos que acumularon como excedentes por las trabas a las exportaciones que aplicó el funcionario durante julio y agosto pasados.

El "operativo queso" está en marcha y es un conjunto de estrategias muy dispersas que conducen al fin que busca Moreno. Por un lado, están los afiches que comenzaron a ver los porteños en las calles en los últimos días. "Comé queso?es tan rico?te hace bien", rezan, a secas, en un tono cercano a la publicidad de décadas atrás.

Dicen que la idea de imprimir esos carteles fue del funcionario, que alguien le sugirió que se hicieran en un tono más amigable, pero que él pidió que se privilegiara la instrucción "Comé queso". Esos afiches, ilustrados con un par de productos sobre un fondo blanco, llevan la firma de la secretaría de Moreno y de la Presidencia de la Nación. También puso su firma en ellos la Asociación de la Pequeña y Mediana Industria Láctea (Apymel), cuyas empresas asociadas quedaron afectadas por las trabas a las exportaciones y ahora están tratando, vía Moreno, de comercializar sus stocks en los supermercados.

De hecho, la frase "Comé queso" en la que Moreno pensó para la población es la traducción de la orden "Comprá queso" que el funcionario les impartió hace tres semanas a las cadenas comerciales. Callados, los empresarios empezaron a adquirir los stocks de las pymes, pero, según fuentes del sector, las cosas no van como quiere Comercio Interior. Esto pese a las ofertas de quesos que desde hace dos fines de semana los súper vienen colocando entre sus habituales promociones.

Sin salame
"Los afiches de Moreno están muy lindos, son ilustrativos, pero son un fracaso total? la gente no come más queso por esos afiches y no la podemos obligar a que lo haga porque él quiera", dijo un empresario. Otro se tomó esta cuestión más en broma. "Con los quesos solos no alcanza? habría que hacer también un acuerdo con algún productor de salames para que los quesos salgan acompañados", dijo entre risas.

Aunque el funcionario logró con sus intervenciones frenar la escalada del dólar, con los quesos todavía no parece tener suerte. En Apymel se muestran conformes con el plan de Moreno para que les compren los stocks.

No obstante, por lo bajo algunos empresarios reconocen que la mercadería que adquieren los súper no es importante. Compraron 20 toneladas hace 15 días, 100 toneladas la semana pasada y ahora estarían por cerrar negocios por unas 220. Las pymes habían proyectado ubicar 1500. Entre leche en polvo y quesos, por el cierre de las exportaciones que dispuso Moreno, se llegaron a acumular en las usinas unas 40.000 toneladas. "Esperamos colocarlas con mayor velocidad", dijo Javier Baudino, de Apymel Córdoba.

En algunas grandes firmas están disconformes con el "operativo queso" porque dicen que han perdido negocios a expensas de las pymes. Según trascendió, por iniciativa del secretario, el Gobierno está a punto de cerrar con un par de países del norte de Africa -algunos de ellos visitados por la presidenta Cristina Kirchner esta semana- y con México, un convenio para colocar parte de esos excedentes.

Además, tras el fracaso del acuerdo para que la industria pague $ 1 el litro de leche a los tamberos, trascendió que productores de buena relación con Moreno impulsarían un nuevo pacto, esta vez con un precio por debajo de los 0,90. "La idea es firmar algo, pero que se cumpla", dijeron.

40.000
toneladas de lácteos

Temas en esta nota

    Cargando...