Buzzi aseguró que el campo dejó de crecer y está cerca de la recesión

El titular de Federación Agraria volvió a reclamar un plan para el sector.

Por
21deNoviembrede2008a las07:21

El campo está entrando en recesión. Hay menos producción y empleo en todo el interior". Con ese crudo diagnóstico, el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, intentó ayer convencer al Gobierno de que desista de su estrategia confrontativa y convoque al sector a una mesa de negociación. Horas más tarde, la Comisión de Enlace realizó un nuevo ensayo en ese sentido y solicitó formalmente una audiencia a la presidenta Cristina Kirchner.

Buzzi y el titular de CARBAP, Pedro Apaolaza, encabezaron ayer una nueva protesta de productores contra la política oficial. En este caso fue el envío de 1.200 vacas lecheras al Mercado de Liniers, donde fueron rematadas y siguieron viaje hacia el frigorífico. La postal de las Holando en Mataderos trató de alertar sobre los problemas de los tamberos debido a la política de intervención del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el titular de la ONCCA, Ricardo Echegaray. "Condenamos las decisiones unilaterales y autoritarias, que sólo buscan consolidar un proyecto político circunstancial", señalaron desde CARBAP.

La lectura generalizada entre los dirigentes del agro es que el Gobierno está empecinado en tomar revancha contra el sector que logró torcerle la muñeca cuando la derogación de las retenciones móviles. Los ruralistas consideran que Moreno y Echegaray son las principales espadas de esa ofensiva, y que el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, tiene orden de desactivar los espacios de diálogo. Sospechan que el más irritado sigue siendo Néstor Kirchner; de allí la nueva apelación a Cristina. "Es necesario que se habilite un lugar para acordar un plan de emergencia para el agro. Con el secretario de Agricultura, que supuestamente era el interlocutor, no ha habido avances", explicó Buzzi.

Pocas chances parece tener la Mesa de Enlace de lograr una audiencia que termine con su ostracismo. En las últimas horas, frente a varios ruralistas, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, ratificó que el único "interlocutor autorizado" es Cheppi. Sin embargo, fue la de Echegaray la única voz oficial que se escuchó ayer para descalificar la protesta de los tamberos. Y Moreno, según fuentes de Liniers, volvió a operar a su estilo: como represalia a los lecheros le habría pedido al frigorífico Swift que deje de comprar en ese mercado.

Ayer, por un rato, los agropecuarios se ilusionaron con la chance de volver a la Rosada. Operadores del vicepresidente Julio Cobos sondearon las chances de que quien está en ejercicio de la Presidencia reciba al sector esta misma semana. Pero rápidamente esa opción quedó descartada: el propio Cobos telefoneó a los ruralistas y les prometió un encuentro el miércoles próximo. Será en el Congreso.

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...