SanCor decidió dejar una entidad ruralista crítica

Hoy resolverá irse de Coninagro, que adhirió a la protesta del sector contra el Gobierno.

Por
25deNoviembrede2008a las07:29

Dicen que tomó una decisión "autónoma", sin ningún pedido del Gobierno de por medio, pero la noticia ya causó revuelo. SanCor, una de la mayores empresas lácteas del país, está preparando las valijas para irse de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), una de las cuatro entidades del campo que protagonizaron la batalla contra el Gobierno en rechazo a las retenciones móviles a la exportación de soja y otros granos.

SanCor es, hasta el momento, uno de los dos principales aportantes financieros de Coninagro. Su otro brazo económico es la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), vinculada con la exportación de granos, entre otras actividades.

"La voluntad es irse [de la entidad] y se están viendo las fórmulas para la salida, es decir, a partir de cuándo se va a dar esto, porque puede llevar un tiempo. Igual, la salida se va a dar antes o después", dijo a LA NACION una fuente vinculada con la empresa.

La semana pasada envió una nota a Coninagro en la que manifestó su deseo de retirarse luego de haber sido socia durante más de 40 años. Con ACA, la compañía alterna la presidencia de Coninagro. Esta entidad agrupa al movimiento cooperativo productivo con diez federaciones -en las que se entrelazan desde algodoneros hasta arroceros y citrícolas, por ejemplo- con voz y voto, y otras cinco sólo con voz.

El peso del Gobierno
A Fernando Gioino, representante de SanCor por Córdoba, le tocó presidir Coninagro en pleno conflicto. Sobre él hubo presiones para que apartara la entidad de la protesta.

Desde esa entidad confirmaron que la firma quiere irse, y agregaron que hoy, en la asamblea anual de la entidad, se hablará del tema. La movida de SanCor levantó las sospechas de que detrás de ella está la mano del Gobierno, que quiere debilitar a las entidades rurales críticas. De hecho, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) ya amenazó con quitarle a la Federación Agraria Argentina (FAA) el manejo de la emisión de cartas de porte para el transporte de granos, lo que le representa un ingreso importante. Además, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, presionó a cámaras frigoríficas para que se retiraran del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva) para dejarlo sin quórum.

Hace dos años, cuando estuvo a punto de pasar a ser controlada por un grupo inversor ligado al magnate hungaronorteamericano George Soros, el Gobierno le hizo un favor a SanCor. Consiguió que Venezuela le otorgara un préstamo de más de US$ 80 millones para pagar su deuda a cambio de que desistiera de la operación con Soros. El dinero sirvió para renegociar la deuda con los bancos acreedores. Pese a las suspicacias, desde la empresa afirman que su salida de Coninagro es "autónoma".

"El Gobierno no tiene nada que ver. Estamos revisando la participación en distintas cámaras, y, para el caso de Coninagro, somos una industria; no hacemos gremialismo", dijo una fuente. La firma participa del Centro de la Industria Lechera y de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

La voluntad es irse y se están viendo las fórmulas para la salida, que será antes o después.

Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...