El consumo dio señales de leve recuperación en octubre

En septiembre se había registrado una desaceleración; marcan diferencias con la crisis de 2002.

27deNoviembrede2008a las07:34

El primer relevamiento del consumo realizado en el mercado argentino después de que se desató la crisis financiera internacional trajo una buena y una mala noticia. La mala es que a partir de septiembre se profundizó la desaceleración en las ventas de los productos de primera necesidad.

El dato positivo, en cambio, es que en octubre el consumo en general dejó de debilitarse y en términos interanuales el incremento en la demanda de alimentos, bebidas, artículos de limpieza y tocador se mantuvo en los mismos niveles que en el mes previo.

Según un estudio elaborado por el escuela de negocios IAE y la consultora CCR entre el 15 de octubre y el 15 de este mes, el consumo en octubre tuvo un alza interanual del 3,5%, muy lejos del promedio del 9% al que venía creciendo en los primeros meses del año, pero en línea con el 3,4% que se había registrado en septiembre, lo que indicaría que tras el crac mundial que desató la caída de Lehman Brothers el mercado de consumo masivo parece haber encontrado un nuevo piso.

"Es cierto que el consumo se desacelera, pero continúa creciendo. El mal clima y la desconfianza afectan el consumo actual y sobre todo las perspectivas, pero esto no quiere decir que el escenario sea el de 2001 o 2002. Aun si el consumo creciera cero el año próximo, estaría un 50 por ciento arriba de 2002", explicó Guillermo Oliveto, CEO de CCR.

Si se analiza la evolución de las ventas de los productos de primera necesidad a lo largo de 2008 se percibe que este año resultó muy cambiante, algo que no es común en el caso de los alimentos y bebidas, que históricamente es uno de los segmentos menos elásticos. El año comenzó con un fuerte crecimiento hasta el conflicto del Gobierno con el campo. En abril las ventas tuvieron una fuerte baja y a partir de julio se había iniciado un proceso de recuperación que se truncó en septiembre.

En este contexto, el consultor explica que es muy difícil hacer una proyección sobre el crecimiento del mercado para 2009 y destaca que están trabajando para el año próximo con una estimación de un alza de entre 2 y 3 por ciento.

"Todavía hay mucha volatilidad en el contexto, tanto global como local, para poder tener perspectivas claras. Sin dudas, un factor que será determinante es lo que suceda con el empleo", señaló.

Mercado de oferta
Oliveto destaca que la crisis internacional no sólo repercute en una desaceleración de las ventas, sino también en un cambio más profundo del mercado. "Estamos yendo de un mercado de demanda a uno de oferta, con una sensibilidad muy grande al precio. Entre 2004 y 2007, el mercado crecía y lo hacía de manera homogénea. Ahora comienza a descender, y lo hace de un modo totalmente selectivo y disperso. La gente está con dinero en la mano, pero con menos confianza y más incertidumbre."

El estudio también señala que la desaceleración en las ventas no fue acompañada por un vuelco masivo de los clientes hacia las marcas más baratas. De hecho, la participación de las marcas premium en el total de las ventas en el tercer trimestre de 2008 apenas perdió 0,4% en relación con el trimestre anterior, mientras que las líneas propias de los supermercados se mantuvieron prácticamente sin cambios.

Polarización
El profesor del IAE Guillermo D´Andrea destacó que la sensación que prima entre los consumidores es la incertidumbre, aunque subraya las diferencias en las percepciones de los distintos segmentos socioeconómicos de la población argentina.

"Hoy lo que se ve es una dicotomía muy grande en la sociedad. Del medio hacia arriba la sensación es que las perspectivas económicas no son para nada buenas, mientras que hacia abajo la percepción es mucho más positiva y no existe una idea generalizada de qu

Temas en esta nota

    Cargando...