La Bolsa se recupera de la mano del petróleo y se juega a que lo peor ya pasó

La plaza local se vio favorecida por la fuerte recuperación del precio del crudo, que llegó a los u$s 54 el barril. Acompañó el bueno humor en Wall Street por el nombramiento de Paul Volcker.

Por
27deNoviembrede2008a las07:40

Las preguntas no siempre conducen a las respuestas. Debe ser por eso que, muchas veces, hay quienes prefieren, incluso, evitarlas. ¡Se es tan feliz en la ignorancia!

Al mercado le pasa, un poco, lo mismo. Prefiere no enterarse bien por qué sube lo que sube, aunque la versión bajista de esa tautología arranque mayor número de interrogantes. Sin embargo, a los brokers de la city porteña se les nota el cambio de humor hasta por teléfono. Es esa pequeña inflexión, un brillo entrecortado que cierra la frase bien arriba, justo donde esperan que vayan los precios. Lo difícil es el mientras tanto. Porque aunque muchos destilan cautela en pequeñas dosis administradas, creen que lo peor en términos de precios ya pasó. Por supuesto rehusan declararlo ante los micrófonos.

Ayer el Merval se tomó cinco minutos, ganó 5,34% auspiciado por la recuperación que primó en Wall Street (ver pág. 4) y un empujón importante del precio del petróleo. Con un volumen que no logra consolidarse y que trepó hasta los $94 millones, las acciones de Tenaris y Petrobras Brasil se hicieron dueñas de la plaza y ganaron 3,8% y 13,5%, respectivamente, gracias a la recuperación del barril de crudo que cerró en los u$s 54,44.

Bambalinas, bambalinas

Para los inversores, hoy resulta tan importante la condición de “extranjeras” que revisten estas compañías (una garantía de hacerle gambeta al riesgo local), como la extraordinaria liquidez que tienen en comparación al resto de los papeles de la plaza. En este punto, que sean tan negociadas, incluso en plazas como Milán y San Pablo, resulta clave si se piensa que las AFJP ya no están, y que contaban por buena parte del volumen.

Ayer, la jornada dio un respiro y hasta logró ganarse su propio espacio en el contexto más benévolo, donde los inversores optaron por comprar algunos papeles en sus mínimos para mantenerlos en cartera por poco tiempo. Y si bien el Merval distó mucho de ser aquél barrilete cósmico maradoneano que multiplicó los precios una vez salidos del año 2003, de a poco, y casi como cuando un Maradona con 25 kilos de más, se daba permiso para el papi-fútbol, brilló por algunos minutos, con raptos enérgicos.

Según los brokers, hubo suerte para los bancos a partir de las medidas que tomó el Gobierno para incentivar la repatriación de capitales. En la Bolsa piensan que si existe algún mortal con dosis de aventura incorporada, esto impulsaría los negocios en el mercado financiero. “Esta medida traería nuevos negocios a las entidades financieras, mejoraría la liquidez de las mismas”, dijo Jorge Alberti, de El Accionista.com. En este punto, papeles como Francés y Mirgor experimentaron una recuperación de 15% y 13%, respectivamente. Según recitan en la city, hubo lugar para algunas órdenes de fondos no previsionales que guardaban en caja las AFJP. Para los bonos, lo mejor fue el Boden 2012, que ganó 4,88% o la del Discount en pesos que trepó 5,5%.

Sobre el final de la jornada, ya hay quienes comienzan a preguntarse qué pasará a futuro. Si bien hoy faltará la “guía” del mercado neoyorquino por celebrarse el Día de Acción de Gracias, para Antonio Cejuela, director de Puente Hermanos, lo que viene es “saber cuál será el nivel donde los precios se transformen en pisos”. Según Cejuela, el Merval lo tendría en los 820 puntos. Una respuesta que no gambetea a la pregunta respectiva.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...