La cadena agroindustrial de los 30 mil millones de dólares

El complejo sojero nacional emplea a más de 293 mil personas y mueve 30 mil millones de dólares al año. Miguel Calvo, vicepresidente de la Asociación de la cadena de la Soja Argentina (ACSOJA), afirmó en el marco del concurso ¿Cuánto sabés sobre el cultivo de soja? que la oleaginosa no es una simple variable sino el fundamento de la economía argentina.

27deNoviembrede2008a las11:00

El Ing. Miguel Calvo, vicepresidente de Acsoja, fue el último especialista invitado en el marco del Concurso “¿Cuánto sabés del cultivo de soja?” que llevaron adelante Laboratorios Biagro S.A. y el programa radial Mitre y el Campo durante el mes de noviembre, con el propósito de aportar información calificada sobre el cultivo que más divisas deja al país.

Según Calvo, “más que una variable económica, la soja es un fundamento de la economía argentina; es un sustento notable dentro de las actividades económicas”. Y agregó que “el crecimiento del negocio de la soja hizo que hubiera una recuperación mayúscula del país, es un fenómeno que crece cada año y genera mucha riqueza”.

La participación del complejo sojero en el total de las exportaciones nacionales significa un 30% del total de ingresos de exportaciones, por un monto cercano a los 30 mil millones de dólares.

Abanico de usos industriales

Calvo advierte que para dimensionar el impacto económico y social de la soja “no hay que olvidar que es un cultivo que se exporta como aceite, como grano, como harina y como subproductos”. En este sentido, el especialista detalló que “hay que pensar que la soja comienza sembrándose en un campo, lo que implica la labor directa del productor agropecuario. A su vez, el productor necesita del transporte y la logística para trasladar los insumos, luego cosechar y trasladar los granos, y una vez que se completa la cadena primaria, sigue la cadena secundaria de los acopios, las cooperativas y fábricas, donde también operan muchas personas para procesar los granos, e industrias que tratan la soja o sus derivados para fabricar el plástico y hasta la tinta de las impresoras”.

Con todos estos pasos, resulta evidente que no solo el cultivo, sino también todo el circuito de su procesamiento, generan un dinamismo enorme en todo el país y una gran ocupación de mano de obra directa e indirectamente.

Según las mediciones realizadas por la Universidad Nacional de La Plata, a pedido del Foro de la Cadena Agroindustrial, sobre el impacto del sector agropecuario en el ámbito laboral, se mostró que significa el 36% de la mano de obra nacional en forma directa. O sea que sumándole la mano de obra indirecta, el potencial y la contribución que tiene el sector al mantenimiento del empleo es realmente muy importante.

En el caso de la soja, que integra a productores, acopiadores, corredores, transportistas, industria, puertos, industria de envasados, margarinas y otros numerosos procesos para la obtención de sus derivados, el complejo sojero emplea a 293 mil personas. Esto implica que más de un millón de personas dependen directamente de los ingresos de esta actividad económica.

Una cadena en acción

Acsoja es la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina que está integrada por 6 grandes grupos: la investigación y el desarrollo, en el que intervienen las universidades; la producción, que está representada por las entidades gremiales y por Aapresid y Acrea; la industrialización, que nuclea a las cámaras como CIARA de la industria aceitera; el sector de insumos, donde están los semilleros y los proveedores de agroquímicos; el sector de servicios, donde se encuentran los bancos. “Es una cadena en la que se encuentran representados todos los actores activos en el vasto universo de la soja”, afirmó Calvo.

Con respecto a la calidad de las sojas nacionales, el especialista comentó que “hemos avanzado mucho en las cualidades de

Temas en esta nota

    Cargando...