Estrategias en nutrición para maíz sembrado en diciembre

Por la alta temperatura a la que se ve sometido, el maíz sembrado en diciembre exige una estrategia de nutrición específica si se busca optimizar recursos y resultados.

Por
27deNoviembrede2008a las11:57

En este año en particular, por razones climáticas, buena parte del maíz que normalmente se siembra de agosto a octubre se va a implantar durante el mes de diciembre. Estos maíces sembrados en fecha tardía desarrollan muy buenos potenciales y presentan un crecimiento más rápido que los sembrados en forma temprana debido a la temperatura. Esto hace que sea necesaria una estrategia de nutrición diferente a la de un maíz sembrado en septiembre.

La gran velocidad de desarrollo del cultivo con estas fechas de siembra hace que sea recomendable contar con todos los nutrientes desde el primer momento, incluido el Nitrógeno. Además, operativamente, las aplicaciones postergadas (V4-V6) son más difíciles de lograr en “tiempo y forma”, debido a la alta tasa de crecimiento del maíz. Esto acota la ventana de aplicación, por lo que se corre el peligro de que el maíz “se pase” rápidamente y no alcance el tiempo de aplicar el nitrógeno.

En diciembre las pérdidas por volatilización que sufre la urea son mucho más intensas que en la época de refertilización de maíz de “primera” Por otro lado si el lote posee suficiente fósforo, se puede sembrar directamente con nitrógeno. Pero hay que tener cuidado con la fitotoxicidad que posee la urea, que limita la dosis a no más 30 kg/ha de fertilizante (dependiendo de las condiciones), una dosis muy baja que obliga a tener que aplicar nuevamente.

Este panorama obliga a optimizar la estrategia y a elegir muy bien el producto a utilizar. La primera recomendación para este maíz es aplicar a la siembra aquellos fertilizantes que contengan nitratos, para que puedan ser absorbidos por el cultivo en forma inmediata. Para aquellas situaciones de lotes con bajo contenido de fósforo, los especialistas de Yara recomiendan utilizar un complejo químico balanceado con Fósforo, Nitrógeno (Nitrato) y azufre, potasio y magnesio como el YaraMila Nitrocomplex Plus, En caso de optar por aplicar sólo nitrógeno, el fertilizante recomendado es YaraBela Nitrodoble, ya que contiene nitratos, nitrógeno de rápida disponibilidad que estimula además el desarrollo radicular. Otra ventaja es que no produce amoníaco, lo que permite aplicarlo en la línea de siembra con mucho menos riesgo de fitotoxicidad que la urea, permitiendo una siembra segura. Además, también se puede aplicar al voleo ya que no sufre pérdidas por volatilización (ver gráfico 1). (*gráfico de la volatilización)
 

En otro gráfico se puede ver los resultados de Nitrodoble (CAN) este producto aplicado a la siembra, vs. fertilizantes nitrogenados convencionales (Gráfico 2)

(*gráfico del ensayo)

La aplicación de nitrógeno en maíz es clave, la respuesta a la fertilización nitrogenada es lineal, por lo tanto, habría que tener cuidado en no “aflojar” en la dosis porque es muy probable que el rendimiento se “derrumbe”. Debido a las características del ambiente en la época de siembra y al rápido crecimiento del cultivo, la fertilización a la siembra es más efectiva. Y a la hora de la elección de la fuente, YaraBela Nitrodoble, por las características mencionadas, es el fertilizante nitrogenado más eficiente y más conveniente para el productor.

 

Temas en esta nota

    Cargando...